La Iglesia acoge a más de cuatro millones de personas en 2019

La 'Memoria Anual de Actividades de la Iglesia católica' muestra la ayuda que reciben los colectivos más vulnerables

La Iglesia cuenta con miles de centros para ayudar a los más necesitados. Foto: Flickr.

La Conferencia Episcopal (CEE) ha presentado la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia católica en España durante 2019, donde se recalca que la Iglesia ayudó a 4.066.558 personas en alguno de los 9.163 centros sociosanitarios.

En la rueda de prensa, celebrada el martes 11 de mayo, intervinieron Luis Argüello, secretario general de la CEE y obispo auxiliar de Valladolid, y Ester Martín, directora de la Oficina de Transparencia de la CEE. El estudio recoge el crecimiento de estos centros de atención a los más débiles, con casi 4.000 espacios más a su alcance. Según el informe, en 2019, Cáritas invirtió más de 337 millones de euros dirigidos a los colectivos más vulnerables.

Durante 2019, más de dos millones de personas se acercaron a alguno de los 6.300 centros en los que la Iglesia trabaja para mitigar la pobreza. Además, estos lugares son destinados para los que desean acceder a un puesto de trabajo, y ayudaron a más de 140.000 personas, a través de sus 400 centros en España. También, se vieron beneficiados más de 140.000 inmigrantes. En cuanto a las casas para ancianos, enfermos crónicos y personas con discapacidad, atendieron a 75.000 personas.

Además, la Iglesia cuenta con el trabajo de ONG que desarrollan su labor en varios campos, como en Cáritas, que ha beneficiado a 2,39 millones de personas y en donde participaron 80.995 voluntarios y 5.571 trabajadores remunerados, que han desarrollado su labor a través los 5.597 centros y servicios. Manos Unidas, con 5.788 voluntarios, afrontó 540 nuevos proyectos de cooperación al desarrollo, de los que se pudieron beneficiar 1,55 millones de personas y más de seis millones de personas son beneficiarias indirectas.

Durante la rueda de prensa de presentación de la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia, el secretario general de la CEE y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, afirmó: «Esta situación aparece con unos cristales que tienen un color determinado, que es el color de la pandemia».

«Está siendo un desafío grande, pero vendrá mayor tras la pandemia. Esto es lo que la Iglesia proclama desde una propuesta de amor, cuidado, solidaridad y compañía», recalcó Argüello.

Además, Argüello añadió: «Son datos prepandemia, pero cuando nos reunamos dentro de una año, seguramente las circunstancias de la pandemia también se reflejarán en los datos». «Está siendo un desafío grande, pero vendrá mayor tras la pandemia. Esto es lo que la Iglesia proclama desde una propuesta de amor, cuidado, solidaridad y compañía», recalcó el obispo Argüello.

Ester Martín, directora de la Oficina de Transparencia de la CEE, aseguró: «La tarea de la Iglesia es estar presente en los problemas y carencias de nuestra sociedad, como la soledad de los mayores, los menores, el problema del paro, los inmigrantes…». «La iglesia cumple la labor de ser el aliento y esperanza para la sociedad», añadió Martín.