Investigan una presunta estafa en la venta de material sanitario a Madrid

Anticorrupción ha pedido que el juez imponga una fianza de 891.227 euros al empresario Luis Medina

Via Twitter: @LuisMedinaAbasc

Los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño están siendo investigados por una presunta estafa en una venta de material sanitario, por un valor de 11,9 millones de euros, al Ayuntamiento de Madrid. Se sospecha que, con esta operación, Medina, hijo de Naty Abascal y de Rafael Medina (anterior duque de Feria), y Luceño obtuvieron una comisión de 6,1 millones de euros.

Luis Medina se puso en contacto con Elena Collado, funcionaria encargada de las compras de material sanitario, gracias a la mediación de Carlos Martínez-Almeida, familiar del alcalde de Madrid. Tras su primera conversación, el Consejo de Administración de Funerarias aceptó las dos ofertas propuestas por Luceño para la compra de mascarillas, y desembolsó un 50% del pago.

El 24 de marzo de 2020, el Ayuntamiento de Madrid realizó un desembolso de 3.344.650 dólares, como primer pago. Es el primero de los nueve pagos que se llegaron a hacer por mascarillas, guantes y test, que continuaron hasta el 6 de abril, alcanzando la suma total de 11.914.330 dólares. Luis Medina gastó parte de su primera  presunta comisión en un yate Eagle 44, al que apoda el Feria.

Elena Collado encontró que algunos de los materiales distribuidos por orden de Medina y Luceño eran de poca calidad y poco efectivos para la prevención de la covid. Tras recibir una foto del encargo de guantes para la Comunidad de Madrid, que se suponía que tenían que ser largos y gruesos, y, en realidad, eran finos y de baja calidad, Collado envió un mensaje a Medina: “Por favor llámame. Esto es lo peor que me ha pasado en mi vida. Por Dios, dime algo. Nos han estafado seguro”.

Luceño respondió a la incidencia asegurando que el Ayuntamiento de Madrid recibiría una rebaja sustancial del precio del material y que se le devolverían cuatro millones de euros. Sin embargo, el dinero de la restitución presuntamente procedía de la comisión que Alberto Luceño había añadido al precio real del material.

En el caso de los test, existieron problemas por la falta de efectividad de una cuarta parte, que se atribuye a la calidad de los reactivos. “Mil perdones por escribir en domingo, Alberto; hay una parte de los test que no tiene la misma calidad que las otras tres. Solo un 60%, lo que desaconseja que sigamos haciéndolos a nuestros empleados públicos”, escribió Collado a Luceño.

Este lunes, la Fiscalía ha solicitado al juez encargado del caso que imponga una fianza de 891.221 euros a Luis Medina para que acometa su presunta responsabilidad mientras se continúa con la investigación del caso. Además, se ha procedido a embargar el yate Feria de Medina (325.515 euros) y de su cuenta corriente un total de 247,56 euros. El fiscal ha pedido al instructor que embargue todos los bienes de Luis Medina en caso de que este no prestara la fianza necesaria. Luis Medina deberá declarar ante el juez el 25 abril por el caso de las mascarillas, acusado de estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales.