Fallece Annette Cabelli, la española superviviente de Auschwitz

El Centro Sefard-Israel comunicó la noticia de su muerte coincidiendo con el mes de la conmemoración de las víctimas del Holocausto

Annette Cabelli y el rey Felipe VI en una audiencia en 2019. FOTO: Casa Real.

Annette Cabelli, quien sobrevivió a los campos de concentración de la Alemania nazi, falleció, el 11 de enero, a los 95 años, en Niza. Sabía hablar judeoespañol, debido a que su madre le enseñó canciones por sus antepasados sefardíes, que fueron expulsados en 1492 por los Reyes Católicos, y decidió adquirir la nacionalidad española tras la aprobación de su concesión en 2015.

Nació en Salónica (Grecia) y era la pequeña de tres hermanos. Después de la muerte de su padre, su madre tuvo que trabajar para sacar adelante a su familia, lo que le impidió pasar más tiempo con todos ellos. Cuando tenía 16 años, la Italia fascista invadió Grecia y la Alemania nazi ayudó en los ataques. Los alemanes controlaban el norte del país, donde se encontraba la familia de Cabelli y un año después fueron enviados, junto con 65.000 judíos, a Auschwitz.

«Perdimos la dignidad en el momento que entramos en el campo. Ya no sabía cómo amarme», afirmaba Cabelli.

Adolf Hitler dio la orden, en 1941, a las SS de realizar un exterminio masivo de la población judía procedentes de todos los territorios que habían invadido. Al principio, fueron con batallones especializados en su fusilamiento y, luego, con campos de gas. En 1942, comenzaron con la creación de los campos de concentración, donde ocultaban las cámaras de gas y los hornos crematorios.

“Había una persona que decía que todos los que no podían andar, como los mayores o los pequeños, tenían que subirse a los camiones. No volví a ver a mi hermano, ni a mis tíos ni a mis sobrinos. Iban directamente a la cámara de gas”, relataba en el Centro Sefard-Israel en una de las actividades del Mes de la Memoria del Holocausto. Aunque en un primer momento estuvo en uno de esos vehículos, un soldado alemán la bajó. Sin embargo, su madre no tuvo esa suerte, ya que se quedó dentro.

“Ya no éramos humanos. Perdimos la dignidad, todo, en el momento que entramos al campo y nos cortaron el pelo. Ya no sabía cómo amarme”, contó Cabelli sobre su experiencia en el Holocausto. Para ella, cada día era como un año y el siguiente era una incertidumbre porque no sabía si acabaría sobreviviendo a todo ello.

Durante su comparecencia, también habló sobre el antisemitismo que vivió en Grecia justo antes de la Segunda Guerra Mundial. Muchos veían a los judíos como una amenaza peligrosa y moral para su salud y el futuro de su raza. La española sefardí contaba cómo grupos de extrema derecha quemaban guetos y los policías ni se inmutaban. “Los judíos, los cristianos…todos somos seres humanos. Debe haber una paz”, señaló Cabelli.

Muchos estudios aseguran que 1,1 millones de judíos fueron asesinados en Auschwitz. También perdieron la vida miles de gitanos, rusos y centenares de franceses, holandeses, eslovacos, checos y belgas. Entre estos datos, se encuentran 5.000 españoles que murieron, pero en otros campos de concentración como Mauthausen, Buchenwald y Ravensbrück.