Europa defiende el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos

La Comisión Europea hace referencia a los principios recogidos en los artículos de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y de la Constitución Española

La Comisión Europea se encarga de proponer legislación, aplicar las decisiones comunitarias y defender los tratados de la Unión. Foto: Pixabay.

La portavoz de Educación de la Comisión Europea, Sonya Gospodinova, ha recalcado que Europa “defiende plenamente el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos de acuerdo a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas”. Estos principios están recogidos en el artículo 14 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

La Constitución Española también recoge en el artículo 27.3: «Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones».

Además, Gospodinova ha asegurado que la Comisión sigue «de cerca la situación en España y la intención del Gobierno de reemplazar los sistemas concertados por escuelas públicas». De todas formas, la Comisión Europea, pese a defender la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos, reconoce que no tiene competencias en materia educativa, que sigue siendo exclusiva de estados miembros.

Varias organizaciones del sector de la educación concertada, además de asociaciones de familias y empresas, registraron este miércoles una carta en la que alertan a Bruselas de que la nueva ley educativa «pone en grave riesgo de vulneración derechos fundamentales y libertades reconocidos en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea».

También, la Plataforma Más Plurales, que agrupa a organizaciones de padres, alumnos y profesores que defienden la libertad de enseñanza, ha presentado una denuncia ante la Comisión Europea. Este organismo defiende que la reforma vulnera los derechos reconocidos en la Constitución Española y en la carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Bruselas reitera que son los países los que tienen la responsabilidad exclusiva de la organización y el contenido de la educación en sus territorios, por eso, no hay motivo para que la Comisión se pronuncie sobre la ley.

Más Plurales
Más Plurales es una organización cuyo objetivo es parar la reforma propuesta por la Ley Orgánica de Educación (Lomloe), ya que consideran que es «fuertemente intervencionista, promueve la restricción de derechos y libertades ciudadanas». Además añaden: «Atenta contra la pluralidad de nuestro sistema educativo que es clave en una sociedad democrática». También subrayan «que pone en duda la supervivencia de los centros de educación especial», entre otros aspectos.

Más plurales también asegura que la escuela más adecuada solo es posible si hay una diversidad de centros con proyectos educativos y pedagógicos propios y autonomía de los centros para dotarse de ellos y ponerlos en práctica. «La identificación de las familias con el proyecto educativo elegido favorece una mayor implicación en la educación de sus hijos», concluyen.