España acaba con las esterilizaciones forzadas a mujeres con discapacidad

Con 259 apoyos, el total de la cámara baja, queda aprobada la derogación del artículo 156 del Código Penal que permitía realizar este método a mujeres y niñas sin libertad de elección

Portavoces de Cermi, en el Senado con representantes de grupos parlamentarios después de la aprobación de la proposición de ley. FOTO: Twitter @CERMI_Estatal.

El Senado aprobó, el 3 de diciembre, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, la proposición de ley para abolir del Código Penal la esterilización forzosa a las mujeres que padecen discapacidad y que habían sido deshabilitadas para elegir por un juez. La ONU ya había alertado a España, en 2019, de su preocupación por la conservación de este método.

Ciudadanos presentó la propuesta para la modificación. Según su senador Tomás Marcos esta proposición ofrece un impulso a la inclusión social, la igualdad de oportunidad y la no discriminación de mujeres y niñas con discapacidad.

Otros grupos parlamentarios como el PSOE, PP y Vox también han celebrado el consenso en esta petición. “Hoy es un día histórico, en el que las mujeres con discapacidad recuperan un derecho que nunca deberían haber perdido”, anunció la senadora socialista Patricia Abascal. “Los recursos no deben ir dirigidos a esterilizar a las mujeres o niñas, sino darle las herramientas necesarias si desean ser madres. Especialmente, para respetar y poder decidir sobre sus cuerpos”, aseguró Violante Tomás, del Partido Popular.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) lo ha celebrado a través de un comunicado. “Ha sido una batalla larga, a veces desalentadora, por falta de receptividad de los gobiernos, de las fuerzas políticas, de los medios, para quienes los asuntos de discapacidad nunca son prioritarios. Pero hoy es un día de celebración, porque una vulneración infame de los derechos humanos de las personas con discapacidad cesa”, afirmó.

La otra violencia que viven las mujeres con discapacidad
La Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género realizó una Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 2019, que reveló que las mujeres con discapacidad han sufrido de violencia de género a un nivel igual o superior que en el caso de las mujeres sin discapacidad. Incluso, algunas de ellas habían vivido casos de violencia sexual por parte de sus familiares más cercanos.

El documento concluyó que las mujeres con discapacidad han vivido violencia debido a los estereotipos sociales, como el intento de deshumanizarlas y aislarlas, así como el trato de “mentalmente peligrosas” o el acoso escolar y laboral. También, el estudio señaló sobre el temprano abandono de sus cuidados en situaciones complicadas. Entre todos estos datos, fue donde se reflejó la esterilización forzosa.

El 11,1% de las víctimas han denunciado agresiones sexuales, lo que indica que muy pocas han podido buscar ayuda. Además, el análisis cree que, tanto la Policía como el Poder Judicial, no tienen mucha información sobre cómo actuar en estos casos, lo que provoca que se dé poca credibilidad.