El precio de la luz sube un 44% en un año

El incremento medio en el recibo de electricidad supone una diferencia de más de 23 euros

El recibo medio de electricidad se ha disparado un 43,8% respecto a mayo del año pasado, por lo que la factura de la luz prosigue con el incremento iniciado en marzo, y, especialmente, después de la notable subida en enero. En concreto, la factura media para un consumidor doméstico asciende, en el mes de mayo, a 75,92 euros, frente a los 75,32 euros de abril.

De este importe, en mayo, 14,88 euros corresponden al término fijo; 44,81 euros, al consumo; 3,05 euros, al impuesto de electricidad; y 13,18 euros, al IVA. Este recibo de la luz corresponde a un consumidor medio, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios y una demanda anual de 3.900 kilovatios por hora.

Con respecto al año pasado, el incremento en el recibo de la luz para un consumidor es de un 44%, lo que supone una diferencia de más de 23 euros. Este aumento se debe, principalmente, al repunte en el precio medio del mercado mayorista de electricidad, que ha cerrado el mes casi en los 67 euros por megavatio hora, su nivel más alto en lo que va de 2021.

Sin embargo, el Ministerio de Hacienda, que dirige María Jesús Montero, ha declarado a través de un comunicado: «Los datos de abril muestran un cambio de tendencia y por primera vez desde el inicio de la pandemia se registra un descenso del déficit del Estado comparado con el mismo periodo del año anterior». Según han apuntado, este comportamiento viene derivado de la recuperación de la actividad económica producto del avance de la campaña de vacunación, en contraste con el confinamiento total en abril de 2020.

Alberto Garzón, ministro de Consumo, asegura que el Gobierno y la CNMC están haciendo «un ejercicio de pedagogía» sobre la nueva factura de la luz pero añade: «Hay que cumplir el acuerdo de coalición que incorpora reformas estructurales en el mercado energético». Por otra parte, Begoña Villacís, portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos, ha expresado su opinión en Twitter.

Las franjas horarias
La principal novedad de la nueva tarifa, que entra en vigor el 1 de junio, es que estará dividida en tres franjas horarias: Punta, que es la más cara; Llano, de precio intermedio; y Valle, la más barata. En los fines de semana y los festivos, las 24 horas del día están clasificadas como Valle.

Las horas punta son de lunes a viernes laborables de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00 h. Es decir, habrá ocho horas de alto coste al día. Las horas llano son de lunes a viernes, de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 24:00 h. De esta manera, habrá ocho horas de tarifa media. Las horas valle son de lunes a viernes, de 0:00 a 8:00 h, y durante todo el día los fines de semana y festivos.

Una de las maneras de ahorrar en el consumo de la luz es contratar las potencias más altas en las horas llana o valle, que son los tramos más baratos. Por ello, se recomienda realizar en estas franjas las tareas de mayor consumo eléctrico.