Se renueva el Pacto de Estado contra la Violencia de Género

Todos los partidos políticos, excepto Vox, apoyan el documento. El Gobierno pide reforzar las medidas contra los crímenes machistas

La renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género fue firmada el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia Machista, en el Congreso y el Senado, con el objetivo de unir fuerzas para acabar con los abusos que sufren las mujeres. Entre los firmantes estuvieron el PSOE y el PP. El pacto contó con la contribución del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez y de la ministra de Igualdad, Irene Montero, con un dictamen que sirve para dotar una “financiación pública permanente, capacitada y con independencia del ciclo económico”. 

La vigencia del pacto finaliza en septiembre de 2022, y el Gobierno pretende renovar el acuerdo con los grupos de dictamen y continuar la gobernanza adaptando la normativa estatal al convenio de Estambul. 

El acuerdo, firmado por más de 25 formaciones , blinda la financiación del pacto y la subvención a la colectividad feminista que ayuda las víctimas de violencia machista. 

Asimismo, el texto reclama “asegurar la especialización profesional” de todos los sectores que participan en la prevención y cuidado de las víctimas, ampliar los recursos y una atención integral para asegurar una respuesta ante la violencia económica y vicaria. No obstante, estas medidas agrupadas en el anterior pacto se han cumplido en un 83%. Las asociaciones femeninas reciben una financiación por los servicios de prevención y acompañamiento a las víctimas. 

El pacto no tiene una cifra presupuestaria final y los negociadores creen que se revisará cada 25 de noviembre. El PP unido al acuerdo, a pesar de los desacuerdos por parte de la formación presidida por Pablo Casado, que no apoyaba todas las iniciativas del Gobierno acerca de la igualdad.

Por el contrario, Vox se ha mantenido al margen del acuerdo. La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, no ha asistido al acto institucional celebrado en la Puerta del Sol (Madrid) para condenar la violencia machista. Vox propone defender a «todas las mujeres» y condena «todo tipo de violencia», con la intención de buscar medidas reales para proteger a los españoles de la misma forma, como dicta la Constitución Española además, añade que «seguirá exigiendo cadena perpetua para todo tipo de maltratadores y violadores reincidentes. Vox cree que el pacto es ineficaz contra el abuso y que «vulnera la presunción de inocencia.