El paro registra el mayor incremento desde 2012

El desempleo aumenta en 25.269 personas en noviembre y llega hasta 3,8 millones de parados en España

Las oficinas de empleo son unidades de atención personalizada para el demandante de empleo.

El paro registrado en las oficinas de empleo se incrementó en 25.269 personas en noviembre, respecto al mes anterior, hasta alcanzar un total de 3.851.312 parados. Es la mayor subida desde 2012. El desempleo suma ahora 605.265 parados más que en febrero, mes anterior a la llegada de la pandemia de la Covid-19. Además, la cifra de parados se encuentra aún amortiguada por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), con un total de 746.900 personas.

La comunidad autónoma con más desempleo en España es Andalucía, con 966.504, seguida de Cataluña, con 474.748 parados, Comunidad Valenciana, con 433.671, y Madrid, con 429.796 desempleados. Sin embargo, Melilla es la que menos paro presenta, con 9.855, seguida de Ceuta, con 13.160 y La Rioja, con 18.999 parados.

El desempleo de los jóvenes menores de 25 años subió en 3.733 personas en noviembre, y entre los que tienen más de 25 años aumentó en 21.536 personas. Por sectores, el paro se redujo en la agricultura (en 4.624 personas) y en la industria (302). En la construcción creció en 1.482 parados, y en los servicios, en 24.959. Asimismo, hubo 3.754 personas más que no tenían empleo anterior.

El mes pasado, se firmaron un total de 1.449.810 contratos, de los que 128.189 fueron indefinidos, un 25,3% menos que en noviembre de 2019.

Trabajadores en ERTE
El número de trabajadores en ERTE aumentó como consecuencia de los rebrotes del virus. En noviembre, creció en 18.487 personas, respecto a octubre, y ya hay 40.650 más desde el final de septiembre. «Esta cifra muestra una estabilización respecto a los datos de los meses anteriores, y ha sido compatible con el aumento de afiliación a la Seguridad Social en los últimos meses», señala Seguridad Social.

Situación de España en el ámbito internacional
España tendrá una recuperación económica más lenta que los demás países debido a la gran dependencia de los servicios y del turismo, sectores que, a raíz de la pandemia, han caído. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el PIB español descenderá un 11,6% este año y crecerá un 5% en 2021 y un 4% en 2022. Sin embargo, la economía mundial caerá en 2020 un 4,2%, y crecerá un 4,2 % en 2021.

La Eurozona se hundirá un 7,5% en 2020, con España en primer lugar, pero incrementará un 3,6% en 2021. Además, la OCDE advierte de que la recuperación será muy desigual y tardará en llegar a muchos países.