El Parlamento Europeo retira la inmunidad a Puigdemont, Comín y Ponsatí

Esta decisión reinicia la Orden Europea de Detención y Entrega para que se juzgue al expresidente catalán por los presuntos delitos pendientes

La Justicia española lo reclama por la organización del referéndum de independencia en 2017. Foto: Flickr.

El Parlamento Europeo ha votado a favor de levantar la inmunidad a Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí. Los tres eurodiputados podrían ser juzgados y se empieza a valorar si los presuntos delitos cometidos han tenido lugar en el ejercicio de sus funciones.

La inmunidad garantiza que un diputado pueda ejercer su mandato sin ser objeto de persecución política arbitraria. Sin embargo, al retirársela se permite restablecer la Orden Europea de Detención y Entrega, es decir, el proceso para que se les juzgue por los presuntos delitos pendientes que España reclama desde hace años. Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí se enfrentan, de nuevo, a este proceso judicial. Ahora, la Justicia española puede reactivar la orden de extradición para que los tribunales decidan si los entregan a España.

La votación ha contado con 404 votos a favor, 247 en contra y 42 abstenciones. Los votos a favor de retirar la inmunidad han sido por los Populares europeos, los Socialistas y los Liberales. Sin embargo, han votado en contra Los Verdes, Podemos, Izquierda Unida, Bildu y el PNV. Varios políticos españoles han resaltado el voto en contra de los socios del Gobierno de España.

Además, el líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “reflexione” sobre los socios que apoyan al Ejecutivo, después de que Unidas Podemos (UP) votase en contra de retirar la inmunidad. 

“En la votación más importante para España en esta legislatura, el Gobierno ha sido abandonado, no solo por Podemos, sino por todos sus socios de Gobierno. Si eso no le hace reflexionar al señor Sánchez sobre el tipo de socios que se ha buscado, yo ya no sé qué le puede hacer reflexionar”, señaló Garicano.

¿Por qué se persigue a Puigdemont?
En 2017, el entonces presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, convocó un referéndum el 1 de octubre con el objetivo de conseguir que Cataluña fuera un Estado independiente en forma de República, pero esto es ilegal, según el Tribunal Constitucional, ya que en la Constitución española de 1978 no se contempla la realización de ningún referéndum de autodeterminación.

El Gobierno de 2017, de Mariano Rajoy, aplicó el Artículo 155 de la Constitución española en Cataluña para “restaurar la legalidad, celebrar elecciones con normalidad; asegurar la neutralidad institucional; mantener el bienestar social y el crecimiento económico; y asegurar los derechos y las libertades de todos los catalanes”, según enumeró Rajoy. Además, recalcó que “no se suspende la autonomía de Cataluña, se cesa a las personas que la han puesto en riesgo”.

Puigdemont recurrirá al Tribunal de Justicia de la UE
El expresidente catalán aseguró que permanecería en Bélgica, en caso de que el Parlamento Europeo le retirase la inmunidad, y apelaría al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Un día antes de la votación, Carles Puigdemont afirmó: “La decisión sobre nuestra inmunidad no es solo sobre nosotros tres. El voto de hoy es sobre qué valores defendemos, qué idea de democracia tenemos, qué futuro queremos construir en Europa”.

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, consideró que esta decisión “lanza un triple mensaje, que un eurodiputado no puede valerse de su situación para eludir la Justicia nacional, solidez del Estado de derecho en España y de respeto a la Justicia española y, finalmente, la constatación de que los problemas de Cataluña no se resuelven en Europa, sino en España”.