El Gobierno llega a un acuerdo para prohibir la caza del lobo

La Comisión de Patrimonio Natural apoya incluirlo sin excepciones entre las especies de protección especial, y las asociaciones ecologistas piden que se prohíba ya su captura, sin esperar a finalizar la tramitación

lobo ibérico
El último censo realizado entre 2012 y 2014 apunta que en España existían 297 manadas de lobos. Foto: Pixabay

La Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad ha aprobado incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres, lo que implica que su caza pasará a estar prohibida porque deja de ser una especie cinegética (objeto de caza o pesca). La votación, en la que participaron comunidades autónomas y el Ministerio para la Transición Ecológica, ha tenido lugar este jueves, y ha salido adelante a pesar de estar muy reñida y de que el proceso ya se hubiera paralizado con anterioridad. 

Esta medida ha generado polémica y cuenta con la oposición de Galicia, Castilla y León, Asturias y Cantabria. Esto supone un problema a la hora de aplicar la decisión, ya que estas comunidades cuentan con el 95% de la población total de lobos. Algunas organizaciones agrarias y ganaderas también han manifestado estar en contra, y han señalado los ataques que sufren sus rebaños.

La iniciativa tiene que pasar de forma obligada por la comisión de patrimonio. Sin embargo, la decisión que tomen no es vinculante, por lo que en última instancia sigue siendo el Ministerio para la Transición Ecológica el que debe seguir adelante con la tramitación.

A pesar de tener que realizar dos votaciones (en la primera hubo empate), la medida finalmente salió adelante con nueve votos a favor (Cataluña, Aragón, La Rioja, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias, Baleares, Melilla y el Ministerio) y ocho en contra (Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Madrid, País Vasco, Andalucía y Murcia). Ni la Comunidad Valencia ni Navarra votaron, y Ceuta no fue a la reunión.

El cánido está actualmente protegido solo por debajo del Duero, por lo que la implantación de esta decisión supondrá igualar el nivel de protección de esta especie en todo el territorio nacional. Para los grupos ecologistas, además, esto supone una victoria clave que marcará el futuro del lobo.

La iniciativa partió de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel), que pidió también un informe al Comité Científico de Flora y Fauna, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica. En un dictamen emitido en 2019, este recomendaba incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres debido a “su importancia como patrimonio cultural, científico, así como los servicios ambientales que produce la presencia de la especie en los ecosistemas naturales”.

La tórtola no ha sido incluida

tórtola europea
Los expertos aseguran que la degradación de sus hábitats y la presión cinegética son determinantes en la reducción de la población de tórtolas. Foto: Pixabay

En esta misma reunión también se votaba acerca de declarar a la tórtola europea como especie vulnerable. Sin embargo, tras dos rondas de votaciones acabadas en empate, la propuesta no ha salido adelante.

Bruselas dio un ultimátum a España el pasado mes de diciembre para que pusiera solución a la situación de esta ave. La tórtola ha sufrido un declive de su población durante los últimos años, y los expertos lo asocian a una mezcla entre la degradación de sus hábitats y la presión cinegética.

El Comité Científico del Ministerio de Medio Ambiente recomendó, en 2016 y basándose en estos datos, que la tórtola se considerara vulnerable y, por tanto, saliera de las autorizaciones de caza.

El plazo que la Unión Europea había dado a España para buscar una solución al problema de la tórtola terminó el pasado miércoles, y ahora queda esperar para saber si Bruselas llevará el caso ante el Tribunal Europeo de Justicia, que decidirá si se le impone una sanción al Estado español.