El Gobierno aprueba un plan de 16.000 millones de euros en ayudas

Pedro Sánchez desvela la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante y limita las subidas de alquiler al 2%

Pedro Sánchez, en la comparecencia del foro organizado por Europa Press y Mckinsey & Company. Foto: Twitter @desdelamoncloa

El plan de respuesta del Gobierno a las consecuencias económicas de la guerra tendrá una dotación de 16.000 millones de euros, hasta el próximo 30 de junio. Pedro Sánchez ha explicado que se estructura en 6.000 millones de euros en ayudas directas y rebajas fiscales y en una nueva línea de 10.000 millones de euros en créditos ICO, para “amortiguar el impacto de la crisis sobre las familias y las empresas”. 

La primera medida anunciada es la bonificación directa de 20 céntimos por litro de combustible para los consumidores. La Administración bonificará 15 céntimos del total, mientras que el presidente ha asegurado que las petroleras tendrán que aplicar un descuento adicional de cinco céntimos por litro. 

En el ámbito laboral, se prohibirán los despidos por causas relacionadas con la guerra. En lo relativo a los alquileres, el presidente ha anunciado la desvinculación temporal del IPC a las renovaciones de los alquileres. Para “evitar subidas elevadas” de los precios del alquiler, se establece un límite del 2% de subida en la renovación de arrendamientos, hasta el 30 de junio. 

En relación con la mejora del impacto del Ingreso Mínimo Vital, se aumentará un 15% la cuantía a sus perceptores. Además, 600.000 familias más podrán acogerse al bono social eléctrico. Las medidas fiscales adoptadas para reducir la factura de la luz se extenderán hasta el 30 de junio

Durante la intervención de Pedro Sánchez en el foro Generación de oportunidades, organizado por Europa Press y McKinsey & Company, Sánchez ha destacado que España creció el año pasado un 5,1% y que se alcanzaron 20 millones de ocupados. El propósito de estas medidas es “proteger el crecimiento y la creación de empleo”. 

«Como hemos demostrado en pandemia: hay mecanismos como son los ERTE, y no hay que despedir», afirma Yolanda Díaz.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha dirigido las conversaciones con los grupos parlamentarios. Al terminar la comparecencia, Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno, ha mostrado su satisfacción por el plan. “Nuestro país va a contar con un plan nacional que proteja a las personas trabajadoras, a las familias, a las empresas y a todos los que lo necesiten, como hemos demostrado en pandemia: hay mecanismos como son los ERTE y no hay que despedir”, ha recalcado Díaz. 

Una vez aprobado el decreto, se abrirá un plazo de 30 días para su convalidación en el Congreso de los Diputados. El PP ha trasladado la necesidad de emprender una reducción de gasto público. A su vez, se ha solicitado al PP que haga una propuesta y la cuantifique. 

Según trasladan fuentes gubernamentales, Félix Bolaños ha contactado con los portavoces parlamentarios de PP, ERC, Ciudadanos, PNV y Más País para explicar las líneas generales del real decreto.

Para el sector de la agricultura y la ganadería, se aprobará un paquete de ayudas de 362 millones, y otro de 68 millones para el pesquero. A la industria electrointensiva se destinarán 500 millones para compensar los peajes en un 80% y así alcanzar el máximo en el equilibrio del CO2 y reforzar las ayudas directas al sector. 

En cuanto al transporte, se incluirán las medidas acordadas con los representantes mayoritarios de, 1.000 millones de euros: la rebaja mínima de 20 céntimos por litro de combustible, un nuevo fondo de 450 millones para ayudas directas a las empresas de transportes de mercancías y de pasajeros en función del tipo de vehículo, (1.250 euros por camión, 900 por autobús, 500 por furgoneta y 300 por taxi, VTC o ambulancia), y la reducción del plazo de devolución del impuesto de hidrocarburos, de tres meses a un mes. 

Sánchez ha confirmado que esta misma semana se remitirá a la Comisión Europea la propuesta de España y Portugal de limitar el precio del gas que se utiliza para producir electricidad. El Gobierno espera que cuando entre en vigor se produzca una reducción significativa de la factura de la luz. 

Además, el plan de ciberseguridad tiene más de 150 actuaciones esenciales y está dotado con más de 1.000 millones de euros. Se creará un Centro de Operaciones de Ciberseguridad de la Administración General de Estado y de sus organismos públicos y se reforzará la seguridad de las nuevas redes de comunicaciones electrónicas 5G.