El Gobierno aprueba la subida del 53,7% en el techo de gasto

El límite de gasto no financiero del Estado para 2021 es el más elevado de la historia

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Fotografía: La Moncloa

El Ejecutivo presentó este martes la aprobación del techo de gasto de 2021, un total de 19 6097 millones de euros que podrá usar el Estado para políticas públicas y hacer frente a la crisis del coronavirus. En comparación con el año anterior, con un máximo de 12 7609 millones de euros, el Gobierno ha incrementado el valor en casi un 54%.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció desde el inicio de la rueda de prensa que el Ejecutivo había dado un “paso importante” para comenzar con la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado que impulsará un crecimiento económico para que “nadie se quede atrás”. Según ha explicado, el Consejo de Ministros ha seguido las recomendaciones de las autoridades comunitarias, como la decisión de la Comisión Europea de aplicar la Cláusula General de Salvaguardas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento para 2020 y 2021, para suspender las reglas fiscales. Es decir, derogar la senda de estabilidad que tuvo su aprobación en febrero y no se adoptarán unos nuevos objetivos.

La Constitución ampara esta medida en el artículo 135.4 -reformada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011- que permite la suspensión de deuda y déficit en caso de emergencia extraordinaria que pueda perjudicar la situación financiera, y el artículo 13.3 de la Ley de Estabilidad -aprobada durante el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012- que establece que los límites de deuda pueden superarse por situaciones de emergencia. Montero resaltó que la anulación de la senda de estabilidad no suspende las responsabilidades fiscales del Gobierno y de la Administración Pública. Estas decisiones deben ser votadas en el Congreso de los Diputados para su valoración, según la ley.

Las transferencias extraordinarias
La ministra ha explicado que el techo de gasto “homogéneo”, que puede compararse con otros años, alcanza los 13 6779 millones de euros para asumir los costes del Ingreso Mínimo Vital, el apoyo al sistema educativo y para incrementar las partidas de dependencia. Para evitar que las finanzas públicas sufran un deterioro, el Estado asumirá 31 882 millones de euros de déficit mediante unas transferencias a la Seguridad Social y a las comunidades autónomas. También, el Gobierno ha añadido los 27436 millones de euros de los fondos europeos para hacer frente a la crisis del coronavirus, obteniendo un total de 19 6097 millones de euros.

La fijación de tasas de déficit, denominada “referencia” -debido a que no existen los objetivos de estabilidad- de este año será del 11,3%. Esta cifra supone un incremento ligeramente superior a la previsión del Gobierno que envió a Bruselas -un punto más-. La ministra anunció que para 2021 habrá una reducción del déficit de 3,6 puntos hasta el 7,7% y defienden que no se aplicará las políticas de austeridad que hicieron otros gobiernos.

La previsión económica del Gobierno
La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, presentó el cuadro macroeconómico de 2020 en el que empeoran los datos en comparación con la última previsión del 30 de abril, en donde se estimó la caída del PIB en un 11,2%. La ministra argumentó que presenta un “peor comportamiento” en el consumo privado y el incremento del ahorro de las familias.

Calviño determinó que, para evitar la destrucción de más de tres millones de empleos, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han contribuido a que el paro se sitúe en el 17%. La ministra añadió que la deuda española se sitúa en el 118% del PIB como respuesta a la pandemia, cuando ha habido un mayor gasto de la deuda pública. Sin embargo, ha destacado que no hay ninguna emisión de deuda adicional, por lo que puede haber una posibilidad de reducirla a finales de este año.

Cuadro macroeconómico inercial de 2020 y 2021. Fuente: Ministerio de Hacienda.

El Ejecutivo prevé que en 2021 el PIB llegue al 7,2%, sin contar con el plan de recuperación, transformación y resiliencia de la economía española que presentará esta semana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que tendrá un impacto en el consumo público y privado, la exportación y el empleo. La vicepresidenta insistió que estos datos dependen de los Presupuestos Generales del Estado, la aprobación de los textos sobre el Plan de recuperación del Ecofin, la inercia de la pandemia que pueda causar una mayor factura y permanente, el Brexit y las tensiones comerciales.

El aviso del Banco de España
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, compareció el martes en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital para exponer el Informe Anual del Banco de España. Las previsiones señalan que el PIB estará entre el 10,5% y el 12,6%, según la recuperación de la economía. El paro llegaría este año al 17,1% y si la situación se complica hasta el 18,6%.

Hernández de Cos advirtió que la recuperación ha sido “parcial, desigual y frágil”, lo que ha provocado un daño estructural a la economía española. Además, animó a usar los fondos europeos de forma “rápida” y de manera “adecuada” para impulsar una recuperación “muy significativa”. El gobernador concluyó “Tenemos que evitar a toda costa que una crisis que se inició de forma sanitaria se convierta en una crisis financiera”.