El Congreso aprueba la ley de protección a la infancia

El texto cuenta con apoyo de las formaciones políticas, a excepción de Vox y PNV. La organización Save the Children celebra la decisión porque “marca un antes y después para los niños”

Save the Children ha sido una de las organizaciones que ha pedido la aprobación de la nueva ley. FOTO: Twitter @SaveTheChildrenES.

La Ley orgánica de Protección a la Infancia y Adolescencia ha sido aprobada con 268 fotos a favor, de la mayoría de los partidos políticos como PSOE, Partido Popular, Unidas Podemos y Ciudadanos. Según la nota de prensa de la Cámara Baja, el objetivo es “garantizar los derechos fundamentales de los niños frente a cualquier forma de violencia”.

La nueva ley reconoce los derechos de los más jóvenes, como el derecho de información y asesoramiento, a la atención integral y la legitimación para su defensa en los juicios. Además, los niños y adolescentes tendrán el derecho de ser escuchados, así como de su protección y sus garantías.

El texto señala que la ciudadanía debe tener la responsabilidad de avisar del incumplimiento de la ley a las autoridades. En las reformas que contiene este decreto figura la modificación del artículo 132 del Código Penal, en el que incluye la prescripción de delitos como homicidio, lesiones, maltrato, contra la libertad o cuando sea de trata con personas menores de 18 años, que serán computados cuando la víctima tenga 35 años. Otra reforma que contiene es la eliminación del perdón por parte de la víctima para extinguir su responsabilidad penal.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha celebrado su aprobación, debido a su coincidencia con el Día del Niño. “Una ley imprescindible para proteger la infancia y defender sus derechos”, aseguró en sus redes sociales. La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, declaró que el decreto promueve un “cambio cultural”, similar a la ley contra la violencia de género.

El PSOE, también, ha afirmado que su tramitación causará que la sociedad “sea más humana, democrática y mejor”. La portavoz de Derechos Sociales del Partido Popular, Alicia García, defendió el apoyo de su formación porque es una ley “para todos, especialmente de ellos”. Sin embargo, rechazaron que llegara tarde por la escasa aportación de otros partidos. “El exvicepresidente Pablo Iglesias intentó apropiarse de esta ley, se hizo una foto y la bautizó”, señaló.

No obstante, la nueva ley contó con los votos en contra de PNV y Vox. La formación vasca aseguró que suponía una “regresión competencial” a su comunidad. “Lo apoyaremos cuando sea producto del Parlamento Vasco”, concluyó el portavoz nacionalista, Íñigo Barandiarian. Otras formaciones independentistas, que apoyaron al Gobierno de coalición, se han abstenido, como ERC, Junts y EH Bildu. Mientras que el partido de Santiago Abascal argumentó que el texto “mancha” a la infancia a través de la ideología y que supone controlar a sus hijos por encima de sus padres.

Organizaciones como Save the Children han mostrado su alegría por su aprobación, tras haber conseguido medio millón de firmas para pedir esta nueva ley. “Llega a un país con 38.000 denuncias anuales por delitos violentos contra niños, en el que un 47% de los abusos y agresiones sexuales es contra menores. Esperanza para las víctimas”, ha afirmado el director general, Andrés Conde.