Arranca el Plan Moves III de ayudas para el vehículo eléctrico

El presupuesto inicial es de 400 millones de euros, aunque es ampliable hasta 800 millones si la demanda es alta

Teresa Ribera
El nuevo plan aprobado por el Gobierno permitirá la renovación de los fondos con mayor rapidez que el Moves II. Foto: Twitter Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (@mitecogob)

El Plan Moves III entró en vigor el pasado sábado, y supone el plan más ambicioso para promover la movilidad limpia en España y uno de los incentivos para conseguir tener 100.000 puntos de recarga y 250.000 vehículos eléctricos en 2023. “Hemos optado por arrancar con aquellas actuaciones de las que se puedan beneficiar las familias, las pymes, los autónomos y, en definitiva, el conjunto del tejido del país”, declaró la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, en la presentación del plan el pasado viernes.

Presupuesto y duración del plan
La partida presupuestaria inicial es de 400 millones de euros, aunque es ampliable hasta 800 millones, según la demanda. La gestión del programa está a cargo de las comunidades autónomas, aunque el programa lo dirige el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). El reparto de fondos se hará según la población de cada comunidad, y no según el mercado de coches eléctricos.

Si sigue el mismo esquema que el Plan Moves II, Andalucía será la que reciba la mayor cantidad de dinero, seguida de Cataluña y Madrid. Las ayudas continuarán hasta 2023, y la idea es premiar a los territorios más activos, renovándoles los fondos de forma casi automática cuando las agoten.

Vehículos que pueden acogerse a este plan
Podrán beneficiarse motos, furgonetas, turismos y cuadriciclos que sean o 100% eléctricos, o híbridos enchufables o de pila de combustible. Pueden ser tanto nuevos como de demostración, pero el concesionario tiene que haberlos automatriculado hasta nueve meses antes del 10 de abril.

Los vehículos tendrán una autonomía mínima de 70 kilómetros en las motos a pilas, y de 30 si son furgonetas o turismos. Para los casos concretos de los coches, el precio fijado es de 45.000 euros, y 10.000 para las motos -antes de impuestos-. El plan también subvencionará la instalación de puntos de recarga.

Declaración en el IRPF
Las subvenciones serán de 7.000 euros para turismos, 9.000 para furgonetas y 1.300 para motos, en el caso de particulares y autónomos cuando el vehículo que se achatarre tenga más de siete años. De no ser así, la cantidad desciende a 4.500, 7.000 y 1.100 euros, respectivamente. Los híbridos enchufables cuya autonomía sea igual o superior a 90 km recibirán el mismo tratamiento que los 100% eléctricos. Pero si su autonomía es de entre 30 y 90 km, y el beneficiario entrega o no un vehículo viejo, la ayuda es de 5.000 o 2.500 euros. Estas cantidades cuentan como un incremento patrimonial que habrá que declarar en el IRPF.

Cómo pedir las ayudas 
El concesionario es el que tramitará la solicitud, pero el cliente deberá pagar la totalidad del precio y luego la comunidad en la que haya pedido la ayuda le reembolsará el importe que le corresponda, una vez haya aprobado el expediente -lo cual puede durar hasta un año-.

Particulares y autónomos pueden empezar ya el proceso, siempre que hayan realizado la compra después del 9 de abril. Las empresas no podrán adquirir el vehículo hasta que la comunidad que les corresponde publique la convocatoria.

Superposición con el Plan Moves II
El anterior plan de ayudas a vehículos eléctricos aún está en vigor en algunas comunidades autónomas porque tenía una vigencia de un año desde que cada región lo puso en marcha. Como este era menos generoso y ambas ayudas son incompatibles, quienes compren su vehículo ahora probablemente se acojan a las nuevas ayudas.

También es posible mover un expediente abierto en el Plan Moves II al Moves III si se dan dos condiciones: o bien que a 9 de abril no se hubiera realizado el pedido del coche o bien que este trámite no haya sido facturado, aunque se haya hecho el trámite y la ayuda se haya aprobado.