Amazon carga a empresas españolas la tasa digital del 3%

Se estima que 9.000 pymes se van a ver afectadas por este impuesto aprobado por el Gobierno. Las compañías tendrán que decidir si asumen ese coste o lo traspasan al cliente

Amazon se ha convertido en el mayor gigante del comercio del mundo y su fundador se posiciona como la persona más rica del planeta. Foto: Amazon

Las empresas que venden a través de Amazon España deberán asumir, a partir del 1 de abril de 2021, la tasa digital del 3%, más conocida como tasa Google, el impuesto que aprobó el Gobierno para aumentar la tributación de las grandes tecnológicas en España. Esto afectará a más de 9.000 empresas, que tendrán que decidir si pueden asumir ese coste o traspasarlo al cliente final.

Esta nueva tasa aprobada por el Ejecutivo español va dirigida a sectores de servicios de publicidad en línea, de intermediación o de venta de datos generados por los usuarios en su uso de estos servicios. Además, afectará a las empresas que tengan 750 millones de euros de ingresos anuales y que facturen, al menos, tres millones de euros al año en España. 

Amazon ha comunicado que, a partir del mes de abril, cargará el 3% a las tarifas de referencia de la plataforma. Si una empresa vende un producto por 100 euros mediante Amazon, y el precio de referencia es un 15%, se le añadiría un 3% a ese 15%, con lo que se cobraría un 0,45% más, es decir, un 15,45%.

Amazon ha recordado que la compañía ha insistido al Gobierno español en buscar una solución sobre la tributación de la economía digital a escala de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Aun así, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que “ninguna pyme pagaría este impuesto”, como el sector de las empresas digitales, para que “puedan crear su propio ámbito de negocio”.

Con este impuesto, el Ministerio de Hacienda estima una recaudación de 958 millones de euros anuales. El Gobierno ha asegurado que el nuevo tributo tendrá “carácter transitorio” hasta que se apruebe una normativa mundial o europea en el marco de la OCDE. Aunque de momento no se ha logrado, la UE espera adoptar una propuesta propia este 2021.

Evolución de Amazon
Amazon nació en un garaje de Seattle (Estados Unidos), ya que su creador, Jeffrey Bezos, decidió montar, en 1994, la tienda on line de libros más gigantesca del mundo: Cadabra. Debido a que el nombre tenía cierta similitud con cadáver, Bezos pensó otro más adecuado que englobara todos sus ideales. Se eligió el nuevo nombre “con un diccionario en la mano”, empezando por la letra “a” para que siempre se ubicara entre las primeras posiciones del alfabeto, y el resto lo escogió inspirado en el río más grande del mundo, el Amazonas.

En 1998, Amazon incluyó nuevas categorías de productos como la música en CD, vídeos en DVD, software y videojuegos, y en el año 2000, la compañía ya permitía a sus usuarios encontrar y vender una variedad de productos. “Al final de nuestras vidas, somos el resultado de las elecciones que hemos tomado a lo largo de ella”, ha declarado Bezos, en relación con el éxito de su empresa.