Ada Colau no dimite, pese a estar imputada

La alcaldesa de Barcelona está acusada de unas supuestas subvenciones ilegales y deberá comparecer ante la Justicia

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y presidenta de Barcelona en Comú. Foto: Flickr Adjuntament Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha sido imputada por unas supuestas subvenciones ilegales a organizaciones cercanas a su partido. La Fiscalía Anticorrupción está investigando estas irregularidades del Ayuntamiento.

Colau, presidenta de Barcelona en Comú, ha sido acusada por delitos de fraude en la contratación, prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y negociaciones prohibidas a funcionario público. Las acusaciones vienen de la Asociación para la Transparencia y la Calidad Democrática, que presentó una querella contra Colau. Estas supuestas subvencionas habrían tenido lugar durante siete años, entre 2014 y 2021. Por ello, Ada Colau deberá comparecer ante la Justicia, el 4 de marzo, como investigada.

Ada Colau conoció la noticia, el 18 de enero, a través de los medios de comunicación y afirmó estar perpleja por ello: “No me parece normal que haya medios de comunicación que tengan acceso a una investigación y a una citación personal antes de que la misma afectada sea notificada”. También explicó que, al conocer la noticia, los servicios jurídicos de su Ayuntamiento se dirigieron al juzgado para mostrar su disponibilidad y facilitar toda la información requerida.

Ada Colau no pretende dimitir
El código ético de Barcelona en Comú especifica que todos los miembros del partido con responsabilidad pública se comprometen a “cesar de forma inmediata en todos sus cargos ante la imputación judicial de delitos relacionados con corrupción”. También, en una entrevista de Jordi Évole a Ada Colau y Juan Carlos Rodríguez Ibarra, quien fue miembro del PSOE durante 24 años, en 2014, Colau afirmó que, en caso de ser imputada, consultaría su dimisión con la ciudadanía, a través de referéndum. “Es un hecho suficientemente grave como para que la ciudadanía opine”, explicó.

Sin embargo, la presidenta de Barcelona en Comú afirmó esta semana que no tiene intención de dimitir. “El único dato que tengo a día de hoy es que estos hechos son los que archivó Fiscalía y que consideró que no había ningún indicador de irregularidad. Por tanto, me parece fuera de lugar plantear ningún cese”. Su partido político ha publicado también un comunicado que respalda a Colau y explica que todas las querellas judiciales presentadas contra regidores de Barcelona en Comú se han acabado archivando. “En ningún caso, Ada Colau tiene que renunciar a su cargo”, señala el comunicado de Barcelona en Comú.

Esta situación ha generado críticas por parte de la oposición a Ada Colau. Josep Bou, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, ha dicho que Colau debe renunciar y “ser honesta con su partido y sobre todo con los barceloneses”. Ciudadanos también exige su dimisión en todos los cargos. “Es absolutamente inaceptable que una persona imputada por delitos tan graves siga al frente del Ayuntamiento de Barcelona” ha afirmado Luz Guilarte, presidenta del grupo municipal de Ciudadanos. El diputado y portavoz de Vox en Cataluña, Joan Garriga, ha comunicado, además, que el Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) y Valents deben dar la espalda a Colau.