Benidorm Fest, al detalle

El concurso seleccionó a la que será la representante de España en Eurovision, Chanel Terrero

"SlowMo" es la canción que representará a España en Eurovisión. Foto: Instagram @benidormfest

La localidad mediterránea de Benidorm acogió, del 26 al 29 de enero, el concurso que seleccionó al que será el representante de España en Eurovisión. Finalmente, la ganadora fue la cantante catalana Chanel Terrero, quien defenderá su canción SloMo en Turín, sede del certamen europeo. Este año, la diversidad imperó sobre el escenario, desde folclore gallego hasta una canción que canta a la maternidad. 

La final tuvo lugar el pasado 29 de enero y se emitió en La 1 de TVE. Pastora Soler abrió la noche interpretando Quédate conmigo, un homenaje a su participación en Eurovisión en 2012. A continuación, Màxim Huerta, Alaska e Inés Hernand presentaron a cada uno de los finalistas, que defendieron su propuesta.

Los participantes
Un total de ocho cantantes participaron en la final del certamen musical. Las  favoritas del público fueron Tanxugueiras y Rigoberta Bandini. En el caso de las primeras, su letra mezcla euskera, catalán, asturiano, gallego y castellano. Terra combina géneros como la electrónica, el folclore gallego y lo urbano. 

Rigoberta Bandini buscó reivindicar la maternidad y la figura de la mujer en su tema Ay Mamá. El sencillo versa sobre la censura de los pechos femeninos, en relación con el derecho a la lactancia en espacios públicos. “Paremos la ciudad, Sacando un pecho fuera al puro estilo Delacroix”, canta la artista. 

La ganadora del certamen, y que representará a España en Eurovisión, es Chanel Terrero, con su canción SloMo. La artista catalana, nacida en Cuba, defendió su propuesta con una puesta en escena donde el baile tuvo especial protagonismo, en honor a su faceta como bailarina. 

Rayden interpretó Calle de la llorería. El poeta y rapero presenta una crítica social en esta canción y menciona, por ejemplo, a aquellas persona que se esconden tras las redes sociales para insultar. Varry Brava apostó por Rafaella. El grupo alicantino veneró en esta canción a Rafaella Carrá.

 Xeinn, de 23 años, defendió su sencillo Eco. La covid impidió a Gonzalo Hermida interpretar en directo Quién lo diría y, por ello, se proyectó el videoclip en el Palau d’Esports L’Illa. Por último, Blanca Paloma buscó seguir los pasos de su hermana pequeña, Sara Ramos, que representó a España en Eurojunior. La artista cantó Secreto de Agua.

Las reglas del concurso
La duración mínima de cada canción era de dos minutos y medio y no podía ser más larga de tres minutos. Otro de los requisitos esenciales era que, al menos, el 65% de la letra debía ser en español o en otras lenguas cooficiales. Asimismo, las canciones tenían que ser completamente originales. 

La decisión final se dividió en tres partes. En primer lugar, el voto del jurado, cuya valoración pesó un 50%. El porcentaje restante se repartió a partes iguales entre el voto del público (televoto) y el voto demoscópico, que fueron 350 personas que representaron a la población española y que no podían tener ninguna relación con la industria musical, el periodismo, la televisión o la publicidad. 

La decisión final, cuestionada por el público
El Benidorm Fest estuvo sumido en una polémica al desvelarse la relación de Chanel con un miembro del jurado y por incumplir las bases del concurso. En este momento, las redes sociales se llenaron de mensajes que cuestionaban la victoria de la artista.

Aunque su tema SlowMo gustó al jurado, la opinión pública se encuentra dividida a raíz de la vinculación de la artista con un miembro del jurado. Myriam Benedited es la persona relacionada con Chanel, la coreógrafa de Tu cara me suena compartió escena con numerosos bailarines, entre los cuales estaba Chanel Terrero. 

También se ha hecho saber que podría haber incumplido las bases del concurso por superar el porcentaje permitido para utilizar un idioma extranjero en la letra de la canción. 

Por el momento, la organización del Benidorm Fest no se ha pronunciado para responder a las acusaciones de “tongo” ni para aclarar si Chanel se ha excedido en la utilización del inglés. Sin embargo, RTVE ha realizado un comunicado defendiendo el sistema de votación. “En cualquier concurso competitivo son muchas las personas que no ven cumplidas sus expectativas. En todo caso, la grandeza de toda competición consiste en aceptar plenamente las reglas hasta sus últimas consecuencias”, ha señalado la corporación. 

Esta controversia ha llegado a la política, Galicia en Común, BNG y Comisiones Obreras han pedido explicaciones a RTVE por las posibles irregularidades en la selección de la ganadora. El consejo de administración del ente público evaluará si la letra de Slow Mo cumple con los principios de igualdad. Asimismo, la corporación quiere examinar la canción, ya que según las normas de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), al menos el 35% de la canción debe estar compuesto en el idioma del país. En un primer escrutinio, la televisión pública ha calculado que el contenido en español es del 33%.