‘Misión’ premia la defensa pública de la fe

La IX edición de los galardones de la revista 'Misión' ha contado con un total de 10 premiados que promueven "la ilusión, la esperanza y la fe"

Todos los premiados y sus acompañantes juntos

Escrito por María Soler y Celia Vázquez 

“Unos premios de familia y para la familia”, el pasado 28 de octubre se celebró, en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), la novena edición de los premios de la revista Misión, la publicación de suscripción gratuita más leída por las familias católicas de España. Esta “contribuye a la nueva evangelización al aportar criterios y argumentos sólidos a los católicos para que estos enriquezcan el debate en la sociedad”. Con un total de 10 galardones, la lista de premiados incluye ONG, fundaciones, películas y personajes públicos. El elemento común de todos los laureados es la defensa pública de la forma de vida desde la fe católica.

“No hace falta sacar ninguna bandera. Poder transmitir las cosas con el ejemplo es de lo más bonito que tenemos los cristianos”, reconoció Javi Nieves.

Mostrar en público la fe fue uno de los motivos por los que el periodista Javi Nieves recibió el premio. Además de por su vivencia pública de la fe, ha sido galardonado por su inquebrantable compromiso con la defensa de la causa provida y la ayuda a los necesitados, y su forma natural, eficaz y positiva de mostrar el atractivo de la vida familiar y del matrimonio. “No hace falta sacar ninguna bandera. Poder transmitir las cosas con el ejemplo es de lo más bonito que tenemos los cristianos”, reconoció Javi Nieves.

El periodista Javi Nieves agradece a la revista ‘Misión’ el reconocimiento

El director Jorge Pareja y el guionista Jaime Pineda recogieron el premio por llevar a la gran pantalla, con la película Vivo, la presencia real de Cristo en la Eucaristía, por renovar el mundo de la cultura con un contenido netamente religioso y por mostrar con un lenguaje atrayente, fresco y actual la transformación de vida que se produce en el contacto estrecho con Dios vivo. 

La defensa de la familia fue uno de los temas de la noche. Entre los premiados, estuvo el Proyecto Amor Conyugal que busca demostrar la belleza del matrimonio y ayudar a aquellas parejas que necesitan enamorarse de nuevo de su relación. “Matrimonios católicos: amaos como Cristo y como a Cristo y cambiaremos el mundo”, anunciaron los representantes del proyecto, al recoger el premio.

La Fundación Aladina fue premiada por su acompañamiento cercano a las familias de niños enfermos de cáncer, su labor de concienciación social ante la enfermedad, su capacidad de transformación y mejora en la atención médica de la oncología infantil y su meritoria labor de cuidado a los padres que han perdido a un hijo pequeño a causa del cáncer. “Este premio es para todos los niños, adolescentes y familias con cáncer a las que cuidamos en la unidad de cuidados paliativos pediátricos”.

“Estos niños tienen heridas físicas muy graves, pero la más grande es la de su alma porque no se han sentido dignos de ser amados”, recalcó Majo Gimeno.

Majo Gimeno, directora y fundadora de Mamás en acción, recibió el premio en nombre de la entidad por su generosa labor para llevar el calor del hogar y el cariño de la familia a los niños enfermos que pasan solos sus ingresos hospitalarios, además de impulsar el acogimiento familiar. 

La directora y fundadora del proyecto afirmó que, según un estudio, los niños a los que acompañan “se recuperan antes”. Asimismo, destacó una frase de San Juan de la Cruz que ella ve materializada en su labor “pon amor donde no haya amor”. “Estos niños tienen heridas físicas muy graves, pero la más grande es la de su alma porque no se han sentido dignos de ser amados”, recalcó Majo Gimeno.

Majo Gimeno recoge el premio en representación de Mamás en acción

Gran parte de la gala giró en torno a uno de los debates más comentados en la actualidad: la vida. Desde la revista quisieron reconocer la labor de organizaciones que buscan proteger la vida en todas sus fases. “El término vida se está convirtiendo en todo lo que no es sufrimiento, aquello que sea sufrir no es vida y por tanto es lícito acabar con ella”, estas fueron las palabras de los representantes del Centro de Orientación Familiar de la Diócesis de Getafe.

La organización 40 días por la vida fue una de las protagonistas de la noche. “Hace tres años, empezamos siendo solamente tres jóvenes y con un sueño. Hoy en España somos más de 3.000 personas”, comentó Nayeli Rodríguez, organizadora de la campaña en España. Miles de voluntarios han ido a las puertas de clínicas abortivas españolas para rezar por el fin de dicha práctica y ayudar a embarazadas que lo solicitan. La representante finalizó su discurso invitando al público a ser “la voz de los que no tienen voz”.

La marea naranja de padres, profesores y colegios recibió el galardón de la revista Misión por su capacidad de trabajar en equipo desde diferentes entidades de la sociedad civil, su defensa de los derechos educativos de las familias, su capacidad de movilización social en medio de una situación de pandemia y su promoción de la libertad de los padres y de los centros concertados frente a los ataques de la nueva Ley de Educación.

Isabel Molina Estrada, directora de la revista ‘Misión’, en la presentación de la gala

“Las misiones son una gran familia, se anuncia a Jesucristo de forma positiva y no atacando a los demás”, expresó José María Calderón, director de Obras Misionales Pontificias. Esta entidad fue premiada por el éxito de sus iniciativas de comunicación que, con gran esfuerzo y acierto profesional y un evidente celo apostólico, buscan dar a conocer a toda la sociedad española la tarea evangelizadora de los misioneros y su capacidad para transformar las realidades temporales y las estructuras humanas, en plena sintonía con el Evangelio. “A mí, nadie me puede quitar la vida, porque la vida me la quitó Cristo cuando yo me entregué a él, mi vida es suya”, explicó José María Calderón

Rememorar la visita de la Virgen María al Apóstol Santiago, peregrinar la imagen de la Inmaculada por toda España y consagrarse a Jesús y a María son algunas de las acciones que realiza Madre ven. Esta ha sido galardonada por la audacia, el empuje comprometido y el ardor apostólico con los que ha conseguido movilizar a decenas de miles de personas en toda España, a través de una propuesta mariana, y por confiar en la protección materna de la Virgen para renovar el espíritu evangelizador de los católicos españoles.