Mary’s Meals alimenta a los más hambrientos

El fundador de la asociación, Magnus Macfarlane, cuenta en la Universidad Francisco de Vitoria sus comienzos y anécdotas sobre el porqué de su institución

De izquierda a derecha: Javier Aranguren, P. Ramón Loyola, LC y Magnus Marcfarlane-Barrow junto al traductor simultáneo. Foto: Mirada21TV

Escrito por Alberto Barrios y Celia Vázquez

“Si pudiéramos describir el nacimiento de Mary’s Meals lo haríamos con la palabra clave escuchar”, afirmó Magnus Macfarlane, fundador junto con su hermano de Mary’s Meals, en respuesta a la pregunta de un integrante del público: “¿Cómo despertar de la vida acomodada del primer mundo?”.

El fundador de Mary’s Meal habló en el aula magna de la UFV, el pasado miércoles 10 de noviembre, a las 12:00 h. En la ponencia, detalló las claves de su asociación. “Deberíamos empezar a escuchar, realmente prestar atención a la persona que está frente a nosotros, querer saber lo que realmente le interesa”, sentenció Macfarlane. 

Mary’s Meals desarrolla un programa para ofrecer alimentación en los colegios de los países más necesitados del mundo, donde la pobreza y el hambre impiden que los niños accedan a la educación. “La premisa es sencilla, dar una comida buena a cada niño en su lugar de educación”, esgrimió Macfarlane como el primer objetivo de la asociación. 

“Vendí mi casa, conseguí un camión y empecé a hacer viajes a Bosnia para ayudar”, contó Magnus Macfarlane.

“Nací en un pequeño pueblo de Escocia. Cuando crecí era muy penoso, me faltaba confianza”, aseguró Magnus Macfarlane, al comenzar el discurso. En él explicó cómo tras salir de su tierra natal e ir a la universidad no pudo adaptarse. Tras abandonar los estudios universitarios, seis meses después de comenzar, en 1992, se desató un conflicto bélico por la desintegración de Yugoslavia. 

“Mi hermano y yo veíamos la tele y nos preguntamos si podríamos ir allí para ayudar”, relató el fundador. “Vendí mi casa, conseguí un camión y empecé a hacer viajes a Bosnia para ayudar”, relató Magnus Macfarlane, quien preguntó a su círculo más cercano si podrían «donar lo básico» para así ayudar a los refugiados.

“Le dije a Dios que seguiría haciendo esto mientras se necesitase y mientras la ayuda siguiese llegando. Pensé que duraría un par de meses, pero así llevo 30 años”, aseveró el fundador de Mary’s Meals. Tras estos primeros pasos, Magnus Macfarlane recorrió países de América Latina y África, hasta el año 2002

El nacimiento de Mary’s Meals
En 2002, 10 años después de comenzar su labor, Macfarlane viajó al sur de África, a Malawi. Fue entonces cuando conoció a Edouard, de 14 años, y le preguntó cuáles eran sus metas en la vida. “Tener suficiente comida para comer y tener la posibilidad de ir a la escuela algún día”, respondió el niño.

Entonces, Macfarlane creó Mary’s Meals. ”Se les daría a estos niños la posibilidad de dejar de preocuparse por la comida y darles la oportunidad de aprender, saliendo así de ese círculo de pobreza”, comentó Macfarlane. El fundador también habló sobre el funcionamiento de la ONG.

“Si con 18 euros alimentas a un niño, un año, das una vida y estás cambiando el mundo”, explicó Magnus Macfarlane.

Los alimentos que se otorgan a los niños son producidos por los residentes del territorio y se distribuyen en las escuelas de Mary’s Meals. “Nos dimos cuenta de que el modelo funciona, porque cuando empezamos a dar los alimentos comenzaron a venir niños que nunca habían ido a una escuela, aunque solo fuera por la comida”, comentó Macfarlane.

A diferencia de otras organizaciones, en Mary’s Meals los trabajadores y los alimentos son de la zona. “Desde el primer momento, nos dimos cuenta que el proyecto tenía que ser apadrinado por la gente de la zona, no por nosotros”, confirmó Macfarlane. 

Hoy en día, hay 60 millones de niños que no van a la escuela por el hambre, “porque tienen que mendigar, hacer lo posible para comer”, y cada minuto, 11 personas mueren de hambre. “En promedio, nos cuesta algo más de 18 euros darle de comer a un niño en un año escolar”, destacó Macfarlane. “Si con 18 euros alimentas a un niño, un año, das una vida y estás cambiando el mundo”, añadió el fundador. En la actualidad Mary’s Meals alimenta a más de dos millones de niños en todo el mundo.