La UFV organiza una mesa redonda sobre periodismo móvil

Nuria Martínez y Nacho Martín explicaron en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) cómo se desarrolla su trabajo en el 'Mobile Journalism' (MOJO), y lo definieron como "el nuevo enfoque de contar historias"

De izquierda a derecha: Martha Molina, Nuria Martínez y Nacho Martín

La Universidad Francisco de Vitoria (UFV) celebró, el 18 de octubre, una mesa redonda dirigida a alumnos de la Facultad de Comunicación, basada en Mobile Journalism (MOJO), con Nuria Martínez y Nacho Martín. El acto tuvo lugar en el salón de grados de la universidad y fue moderado por Martha Molina, quien definió como objetivo del encuentro “ampliar la formación con profesionales que están en activo”.

Nuria Martínez Ribot es periodista en el área audiovisual de Público. Gracias a saber trabajar el periodismo móvil pudo acudir a una misión de Open Arms, como reportera para Público TV. “Con un trípode, un móvil y un micrófono pude hacer muchos reportajes y ganar humildemente dos premios”, afirma Martínez Ribot, galardonada con el Premio Internacional de Periodismo Móvil UOC/EFE y el Premio Injuve. 

«Me he capacitado día a día para tener un puesto demandado en mi empresa», afirmó Nacho Martín.

Nacho Martín Gómez es, desde 1988, reportero gráfico en la agencia EFE, ponente y formador en congresos internacionales. “Me he capacitado día a día para tener un puesto demandado en mi empresa”, y gracias a ello ha convertido a la agencia EFE en una referencia dentro del MOJO. 

Nuria Martínez fue la primera en profundizar acerca del periodismo móvil y expuso su experiencia y opinión sobre esta forma de trabajar. Explicó que, con esta técnica, el periodista trabaja solo y realiza la función tanto de cámara como de reportero. Asimismo, insistió en que para hacer MOJO “deben dar herramientas y formación”. Es una oportunidad para que los periodistas puedan abrir el campo de opciones realizando trabajos con mucha calidad. “Nos permite llegar a sitios que si no, no podríamos llegar”.

Con relación al diferente trabajo que tienen los reporteros y los cámaras, aclaró que entre ambos «no es ninguna competencia, son cosas diferentes”. “No vamos a quitarle el trabajo a los cámaras”, recalcó Nuria Martínez. 

En el turno de presentación de Nacho Martín, este explicó la convergencia visual a través de una experiencia de periodismo móvil. El periodista se basó en la convergencia digital y afirmó que el móvil es “una estación de trabajo para el periodismo visual”. Según Martín, dentro del periodismo actual “hay muchas esperanzas puestas en las tecnologías 5G” e insistió en que todas las empresas han conseguido llegar al mismo convencimiento por diferentes caminos. 

«A veces, el móvil es el único recurso para no llamar innecesariamente la atención», explicó Nacho Martín. 

Tras la exposición de las ideas de ambos periodistas, hubo una ronda de preguntas que comenzó la moderadora Martha Molina y la continuaron los alumnos que estaban presentes. En primer lugar, se planteó la pregunta de si el MOJO se trata de una nueva figura dentro de la profesión. Nuria Martínez señaló que sí puede haber profesionales que se dediquen de manera específica al periodismo móvil. “A veces, el móvil es el único recurso para no llamar innecesariamente la atención”, añadió Nacho Martín. 

Una de las principales dudas entre los alumnos fue cómo se realiza el periodismo móvil y que se necesita para ello. Ambos ponentes estuvieron de acuerdo en que lo básico que se necesita para hacer MOJO es tener un buen teléfono móvil, un kit de iluminación con lo imprescindible, micrófono asociado a la cámara, un trípode, un estabilizador y, como indispensable, tener los conceptos de manejo del terminal. Insistieron en que “puede ser muy barato” y cualquiera puede tener la posibilidad de hacer periodismo móvil.

Los dos periodistas aportaron datos técnicos asociados a la realización de periodismo móvil. Nacho Martín afirmó que “no todo va a ser MOJO, el texto tiene una limitación comercial grande”. A pesar de ello, Nuria Martínez explicó que “hay muchos medios que lo que quieren es inmediatez”, y para ello el periodismo móvil es la mejor manera. Ambos opinaron que entre los profesionales esta técnica no se ha explicado bien, y para ellos es “el símbolo de precariedad, nadie te explica lo que vas a hacer y por eso le tienen tanta manía”.

Nacho Martín se fijó en la experiencia de su trayectoria: “Canon me ha tenido en un evento con un director de cine, a un reportero gráfico de la vieja escuela, porque comparten el formato de producción”. Con esta anécdota personal, explicó que “los lenguajes de producción son multidisciplinares” y que siempre va a haber situaciones centradas en el análisis. Por ello, no todo puede ser MOJO, pero “va a haber gran parte que vaya a ser periodismo móvil”, afirmó el periodista. 

Ambos ponentes están de acuerdo en que el periodismo móvil es una ventaja para aquel que está al lado del periodista, ya que una cámara grande impone más e interrumpe. “El tú a tú, si yo estoy con una persona que me está contando intimidades, es más cercano”, explicó Nuria Martínez.