La UFV analiza cómo manejar el estrés y el miedo en la pandemia

La directora del Grado en Psicología de la UFV, Clara Molinero, y la médico de familia Elsa Martí trataron los problemas que se viven desde que comenzó la pandemia y brindaron consejos para una buena salud mental

La directora del Grado en Psicología de la UFV, Clara Molinero --izquierda inferior- y la médico de familia Elsa Martí, -derecha inferior-, durante su intervención telemática. Foto: Ana Arenas.

La Universidad Francisco de Vitoria (UFV) recibió este miércoles -de forma telemática- a la directora del Grado en Psicología de la UFV y psicoterapeuta, Clara Molinero, y a la médico de familia y psicoterapeuta Elsa Martí. El objetivo de la conferencia fue abordar el control del estrés y el miedo en tiempos de coronavirus, durante una nueva edición de Miércoles Saludables.

La responsable de Comunicación Interna de la UFV, María Pérez, fue la encargada de conducir el evento y presentar a las invitadas. Pérez explicó que la importancia del tema a tratar radica en que no hay nadie que no haya sentido algún tipo de miedo en los últimos meses.

Elsa Martí comenzó la intervención explicando que la covid-19 es “un enemigo que irrumpe» en las vidas «bruscamente” y que intenta robar lo más valioso: el amor, la salud y el trabajo. Sostuvo que es peligroso, pues no solo afecta a la salud física, sino también a la mental. La pandemia ha supuesto un cambio impuesto, y ha traído el reto de ser, hacer y convivir de manera diferente, además de instaurar nuevos comportamientos, como el distanciamiento social. Todo ello, explicó la psicoterapeuta, hace que los sentimientos estén a flor de piel y se generen patologías como depresión, estrés postraumático o trastornos del sueño.

“Nadie está vacunado para no sentir dolor y sufrimiento”, declaró Martí.

Martí mantuvo que, en el último año, la gente se ha sentido más en peligro y sin esperanza, además de llegar al agotamiento. Por ello, planteó que hay que dar soluciones a este problema para evitar enfermedades más graves.

Martí y Molinero dejaron claro que acudir a un profesional no es signo de debilidad, sino de buena costumbre para cuidar la salud, y ofrecieron algunas recomendaciones para poner fin a estos problemas, en base a su experiencia profesional. El primero de ellos es ser ordenados, ya que la pandemia ha traído a la vida de todo el mundo cierto desorden. Ambas hicieron referencia a la importancia de hacer todo como de costumbre e intentar atender a los seres queridos.

El segundo consejo que brindaron Martí y Molinero fue el de tener los proyectos y sueños más allá de los limites por la covid-19. Explicaron que hay que mantenerlos vivos, pero adaptables a las circunstancias que vayan surgiendo. “Para hacer realidad esos sueños, hay que construirlos desde ahora. La vida no viene diseñada para que nos quedemos quietos mientras pasa la pandemia”, aseguró Molinero. Ambas coincidieron en que, a pesar de que se lamenten tantas pérdidas, también es un momento de oportunidad, y quizás la vida ha querido que la gente se detenga y crezca, siembre y construya.

“Que cada día cuente, que cada decisión sea para perseguir la felicidad”, explicó Molinero.

Molinero desarrolló que otro de los consejos es tener disciplina y mirar con objetividad conductas que quizás haya que corregir, como no arreglarse, llevar una mala dieta o no llamar a los amigos y familiares. “Se han ido colando malas costumbres, y no debemos dejarnos invadir por ellos. Hay que detectarlos y cambiarlos”, aclaró la psicoterapeuta, que recalcó que se pueden introducir nuevos buenos hábitos.

El cuarto consejo aborda regular el uso de la tecnología, pues esta se ha colado en las casas y ha difuminado lo privado de lo público. Además, ha creado brechas en las familias, ya que si bien es una herramienta “potente”, también se debe usar con cuidado. Martí sostuvo que es importante separar el límite profesional de lo personal. Pasadas las horas del trabajo, hay que “cortar” con el ordenador, pues de lo contrario se puede generar ansiedad. “La hora de la comida o la cena es la hora de la comunicación familiar, donde todo el mundo habla de lo que le preocupa, de lo que ha hecho y de sus logros. Es el momento mágico donde todos se conectan emocionalmente, y los aparatos tecnológicos tienen que estar fuera”, aseguró Martí.

Evitar el aislamiento es una tarea “obligatoria” para tener buena salud mental. La directora del Grado en Psicología de la UFV dijo que el aislamiento y la sociedad hacen que se sea menos eficiente. La comunicación es clave y, a veces, la gente no habla ni con quien vive en su casa. El hecho de estar confinados hace que las personas sean más vulnerables a sufrir ansiedad, tristeza, frustración o miedo, por lo que hay que cuidar mucho la comunicación verbal y no verbal.

En referencia a lo anterior, el siguiente consejo trató la comunicación interior. Esta hace ver la importancia de todo lo que uno se dice a sí mismo, pues según se piensa, se actúa. “Es lo que nos libera de sentir miedo de todo aquello que produce inseguridad, y motiva a conseguir más autoconfianza”, subrayó Martí. El sano diálogo interior ayuda a luchar contra la resignación.

El último consejo fue el de aceptar la incertidumbre y los cambios. Martí aseguró que “mirar los problemas de frente” ayuda a actuar de forma más consciente, y señaló que la reasignación asienta en la situación y cierra las puertas a las oportunidades. Ambas coincidieron en que es necesario aceptar que la vida es incierta, aunque la pandemia lo haya hecho más evidente. “El miedo nos ayuda a protegernos, y gracias a la ansiedad se buscan soluciones para plantar cara al virus y que se acabe de una vez”, manifestó Martí.