La Inmaculada de Éfeso visita la UFV en su recorrido por España

La imagen de la Virgen hizo una parada, el 4 de octubre, en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV)

Foto: Javier Jiménez Valero

La Universidad Francisco de Vitoria (UFV) recibió, el 4 de octubre, a la Inmaculada de Éfeso. La imagen, proveniente de Turquía, lleva desde mayo peregrinando por toda España. El Pilar de Zaragoza, Santiago de Compostela, Covadonga y la Sagrada Familia (Barcelona) son algunos de los lugares visitados por esta Virgen.

La Inmaculada llegó, a las 13:15 h, a la UFV. Después de la acogida, dio comienzo la procesión por la universidad. La imagen, transportada a hombros por cuatro personas, fue deteniéndose en varios lugares del campus, donde se aprovechó para rezar. Durante la marcha, se entonaron canciones y los participantes pusieron a los pies de la Virgen las intenciones de la UFV.

El defensor universitario, Manuel Medina, interpretó algunas canciones para la Virgen y reflexionó sobre el privilegio de tener a la Virgen y sobre la enseñanza de acercarse a ella para ir a Cristo. “Dicen que el que canta reza dos veces, y lo hemos hecho desde el corazón”, afirmó Medina.

La Inmaculada, en la procesión por el campus de la UFV.
Foto: Javier Jiménez Valero

A continuación, la imagen reposó en la capilla, donde, a las 14:15 h, se celebró la santa misa. A las 15:00 h, los participantes tuvieron tiempo para hacer oración ante la imagen, hasta las 16:00 h, cuando se rezó el santo rosario con el Santísimo expuesto.

Por último, tuvo lugar la despedida de la Inmaculada con cantos e himnos marianos. Posteriormente, continuó su peregrinación por Madrid e hizo una parada en la Catedral de la Almudena, el 5 de octubre. Después de pasar por parroquias, cárceles y hospitales, entre otros lugares, la peregrinación llegará a su fin, el 12 de octubre, con una misa de clausura en el Cerro de Los Ángeles (Getafe).

“Queremos que esta universidad sea muy de María porque la Virgen nos lleva a Cristo”, añadió el padre Justo.

El padre Justo, sacerdote de la UFV y conductor de todo el acto, explicó que, cuando le preguntaron si quería recibir a la Virgen, inmediatamente dijo que sí porque donde está ella hay fruto y bendición. Según el padre, recibir esta imagen que ha pasado por tantos lugares cristianos destacados de España representa el tesoro de la fe. “Queremos que esta universidad sea muy de María porque la Virgen nos lleva a Cristo”, añadió el padre Justo.

La intrahistoria
Los orígenes de esta peregrinación se remontan al incendio de la Catedral de Notre Dame de París en 2019. Esta desgracia movió a un matrimonio francés a llevar en peregrinación una Virgen por los cinco santuarios marianos más importantes de Francia. Además, la ruta que siguieron trazó en todo el país una enorme M, simbolizando el nombre de María.

Al conocer esta historia, un grupo de laicos de la Diócesis de Getafe pensó que la Virgen les podía estar pidiendo algo parecido. Por este motivo, trajeron la imagen de Éfeso, donde cuenta la tradición que vivió la Virgen tras la Resurrección, para que visitara a los españoles. Mientras la imagen ha recorrido todo el país, una réplica de esta se ha mantenido en Éfeso. “La peregrinación busca revivir la visita de la Virgen que hizo en el año 40 a Santiago”, contó, a Mirada21.es, Ambrosio Arizu, uno de los impulsores de la peregrinación.

Foto: Javier Jiménez Valero

Esta peregrinación ha estado acompañada por el lema Madre, ven, que transmite la necesidad de que venga la Madre a dar cobijo. “Cuando un hijo está necesitado, lo primero que le nace es estar con su madre”, explicó Ambrosio Arizu, quien también afirmó que España es «tierra de María» y que se percibe hasta en el pueblo más pequeño.