Hernández de Cos pide más detalles del plan de recuperación

El gobernador del Banco de España asiste a un acto organizado por el Aula de Liderazgo en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV)

Pablo Hernández de Cos (i), al llegar a la UFV, junto al expresidente del Gobierno José María Aznar. FOTO: Aula de Liderazgo.

“La política que hago es la de cualquier ciudadano normal que se interesa mucho. El resto de la política no económica, al final, acaba afectando a la económica. El elemento de independencia significa aislarse de la discusión política”, aseguró el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante un acto organizado, este martes, por el Aula de Liderazgo en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV).

Hernández de Cos afirmó que el futuro estará condicionado por la evolución de la pandemia y la gestión de los fondos europeos para la recuperación económica. “Tenemos la sensación de que la economía española y la mundial mejoren de manera significativa los próximos trimestres”, afirmó el gobernador. Sin embargo, alertó de la acumulación forzosa que han concentrado las rentas altas por las restricciones. Por ello, muchos economistas esperan crecimientos impositivos en el consumo. Un factor determinante serán las gestiones de los fondos europeos, que condicionarán la evolución de la economía. “Esperamos una mejora con la distribución de las vacunas”, señaló Hernández de Cos.

El moderador de la conferencia fue el columnista de ABC John Müller, quien preguntó por el brote de inflación transitorio que preocupa a varios altos cargos. Hernández de Cos indicó que el grado de transitoriedad es un aspecto fundamental para el diseño de la política monetaria. No obstante, ha calculado que, en 2023, ese efecto llegaría al 1,4%, que no supone una presión y está alejado del objetivo del Banco Central Europeo (BCE), que está cerca del 2%.

“Tenemos la sensación de que la economía española y la mundial mejoren de manera significativa los próximos trimestres”, señaló el gobernador del Banco de España.

Además, Hernández de Cos habló sobre que el BCE continúa en el análisis de la estrategia de la política monetaria. Esta acción no sucedía desde hace más de una década, tras la sucesión de varios acontecimientos. Lo describió como una necesaria revisión, pero que aún es una posibilidad. Ante la pregunta sobre la crítica de economistas al nuevo plan de Estados Unidos, el gobernador aseguró que los riesgos son “asimétricos”. “Pondría énfasis a financiar gasto en inversión productiva que permitiera potenciar su economía. Puestos a gastar, gastemos bien”, aclaró.

Ante la cuestión de un pacto económico de todos los partidos, que pidió en el momento dramático de la pandemia, Hernández de Cos cree que no le harán caso. “Tenemos el diagnóstico que los retos que tenía el país, antes de la crisis, requieren un conjunto de reformas que serán creíbles si son consensuadas, si no tendremos reversiones cada vez que haya un signo político”, afirmó. También, señaló que sin dualidad en el mercado de trabajo y sin tener en cuenta a los parados de larga duración los efectos negativos seguirán presentes.

“En España, los programas de políticas activas dejan que desear. El diagnóstico que hacemos es que quedan pendientes reformas pendientes para afrontarlos”, aseguró el gobernador del Banco de España. Sobre el Plan de Resiliencia que ha presentado el Gobierno a la Unión Europea, Hernández de Cos pidió que se concrete lo que se va a hacer, así como una evaluación de sus efectos.

“En España, los programas de políticas activas dejan que desear”, afirmó Hernández de Cos.

Müller preguntó sobre la gestión de la deuda pospandemia para dar a conocer las posibles vías. El gobernador le respondió que debe haber un compromiso de la consolidación fiscal ante las reformas estructurales que faciliten una dinámica de la deuda. “Veo buenas bondades. Si los agentes económicos tienen credibilidad absoluta, esos elementos pueden desaparecer y el multiplicado fiscal puede ser mayor, y la recuperación también” determinó.

Finalmente, habló sobre la entrada de España en el proyecto europeo del euro. Para Hernández de Cos, aún le faltan tres aspectos para un mejor funcionamiento. El mecanismo de estabilización fiscal común, en el que funcione de forma permanente para estabilizar la economía. La unión bancaria en la que un fondo de garantías común esté mutualizado par así evitar generar fragmentación y no repetir episodios de la crisis de hace unos años. Por último, señaló que las bolsas deben estar más desarrolladas e integradas.