Aznar, Piqué y González Laya analizan la política exterior española

El expresidente del Gobierno y los exministros de Asuntos Exteriores de España visitan la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) para debatir sobre relaciones internacionales

Escrito por Alberto Barrios y Celia Vázquez

«El mundo ha dejado de ser occidental». Así de rotundo se mostró el exministro de Exteriores del PP Josep Piqué durante la conferencia que compartió en la UFV con la exministra socialista Arancha González Laya. La frase de Piqué se enmarca en el contexto de un mundo en el que China ha adquirido un papel predominante. También se esbozaron otros asuntos, como la importancia de la relación entre España y Estados Unidos, el papel que debe desempeñar en la UE y el auge del indigenismo y su importancia en el mundo.

El Centro de Seguridad Internacional de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) y el Foro Libertas, Veritas et Legalitas analizaron, el pasado 15 de noviembre, a las 17:30 h, la situación en política exterior de España. Los ponentes fueron González Laya y Piqué. A las 19:30 h, el acto continuó con una conversación entre el expresidente del Gobierno José María Aznar y Florentino Portero, director del Máster en Acción Política Internacional de la UFV.

Arancha González Laya visitó por primera vez la UFV y agradeció la invitación de la universidad. “Hoy, Europa es el futuro, y España tiene una parte de la construcción en la solución de ese futuro”, afirmó la exministra, que comenzó su discurso con una reflexión sobre el estado de las relaciones internacionales: “Ahora mismo, vivimos un gran cambio, la vuelta a las relaciones de poder, la vuelta a la geopolítica”.

Una opinión que comparte Josep Piqué, quien aseguró que “el centro de gravedad del planeta ya no está en el Atlántico, sino en el Pacífico”. Ambos ponentes identificaron la relación entre EE. UU. y China como el tema principal sobre el que giran las relaciones internacionales. “Europa debe dar una solución, no España”, expuso Arancha González Laya, quien, sin embargó, remarcó que “España tiene mucho que decir” en la UE.

“España debe aportar una visión iberoamericana y mediterránea en la construcción de la autonomía económica europea”, opinó la exministra. Josep Piqué explicó su punto de vista sobre la proyección de España: “La proyección de nuestro país será mayor cuanto más peso tenga nuestra relación bilateral con Estados Unidos, con Europa y con Iberoamérica”.

Arancha González Laya (i) y Josep Piqué (d), en la UFV. Fuente: Comunicación UFV

Josep Piqué calificó la política exterior como “un tema marginal en el debate público español”, y por ello agradeció el espacio de debate creado por la UFV y “la especial atención” de la universidad en este ámbito. “Debemos mirar lejos y levantar la mirada para ver el cambio de un mundo que cambia vertiginosamente”, aseguró Piqué.

Ambos exministros consideraron la historia y la geografía dos pilares “imprescindibles” para entender las relaciones entre países. Los interlocutores sumaron nuevos temas como la ecología o la tecnología, esta última como clave para las relaciones entre estados.

Los ponentes también hablaron de la “amenaza” que supone el indigenismo. “Debemos dejar de mirar 500 años atrás y mirar junto con la juventud de estos países a futuro”, aseveró Arancha González Laya, en sintonía con Josep Piqué. El exministro habló del “peligro” que supone el indigenismo por la búsqueda de “una legitimidad ajena a Occidente, y, por lo tanto, ajena a sus valores”.

José María Aznar (d), junto a Florentino Portero. Fuente: Comunicación UFV

Diálogo con José María Aznar
En la segunda parte de esta jornada de análisis de la política exterior española, Florentino Portero, director del Máster en Acción Política Internacional de la Universidad Francisco de Vitoria, conversó con José María Aznar, expresidente del Gobierno y presidente de FAES y del Instituto Atlántico de Gobierno (IADG). Juntos analizaron tanto las prioridades de la política exterior española y su ejecución como sus retos y oportunidades en las regiones del mundo.

En esta jornada de análisis, se plasmó la complejidad de plantearse una política exterior en la actualidad. “Hay falta de consenso en la política exterior española porque no tenemos una política doméstica estable, permanente y consensuada”, aseguró Aznar. Asimismo, el expresidente del Gobierno explicó que los consensos “son la expresión de propósitos y de objetivos comunes”.

Los problemas domésticos están presentes en España desde hace décadas. “Es muy difícil definir una política exterior si alguien duda de quién es o pone en cuestión la política de la nación”, explicó Aznar, en consonancia con Josep Piqué. El exministro había afirmado minutos antes que “la política exterior debería ser una política de Estado, no servir como ataque entre partidos”.

Otro de los puntos de vista que proporcionó José María Aznar fue la concentración que debe imponer la Unión Europea en su orden interno, especialmente después del Brexit, para “convertirse en una zona económica mas importante”.

Esta jornada de análisis finalizó con el razonamiento de que, actualmente, “se desprecia el conocimiento, la verdad y la realidad”. El expresidente del Gobierno compartió su idea acerca de ajustar la situación a la nueva generación y crear un “sistema de diligencias que haga entender las cosas y mejorar”. Como ejemplo, se fijó en los centros educativos, ya que “hay criterios de admisión mucho más importantes que el conocimiento”, afirmó Aznar.