Alumnos de la UFV visitan Atenas

Los estudiantes de segundo curso de Relaciones Internacionales en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) viajan a la capital de Grecia para conocer su cultura e historia

Alumnos de Relaciones Internacionales, en las puertas del Museo Arqueológico de Atenas

Alumnos de Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) viajaron, del 22 al 27 de mayo, a Atenas (Grecia). Alonso Muñoz y Juan Palao, profesores de la UFV, acompañaron a los estudiantes en este viaje de carácter académico.

El 22 de mayo, los alumnos salieron de Madrid, a las 10:35 h, en un vuelo con Iberia que llegó a Atenas a las 15:15 h. Después del traslado al hotel, se asignaron las habitaciones y los estudiantes cenaron en el alojamiento, que incluía media pensión.

Al día siguiente, el grupo de la Universidad Francisco de Vitoria se reunió con Alexis Makropoulos y Athena Hadji, asistentes de la universidad griega CYA. Ambos realizaron un recorrido con los alumnos por el Museo de la Acrópolis, considerado uno de los más importantes del mundo.

Este museo se encuentra a 300 metros de la Acrópolis y alberga 4.000 piezas de importancia arquitectónica. Entre ellas, se hallan restos de la ciudad antigua, esculturas y piezas clásicas que pertenecen a edificios de prestigio como los Propileos (vestíbulos de santuarios y templos), el Templo de Atenea Niké y el Erecteion (templo dedicado a Atenea y a Erecteo, rey de la ciudad).

Al salir del museo, los estudiantes se dirigieron a la Acrópolis (ciudad alta), que alberga el Partenón. La Acrópolis tenía una función defensiva, era el principal centro de culto de Atenas y se divisa desde, prácticamente, todos los puntos de la ciudad.

Alumnos de Relaciones Internacionales, en el Partenón

Tras la visita al Partenón, que fue construido para hospedar una estatua de Atenea Parthenos realizada en marfil, cobre y oro, los alumnos dieron un paseo por Thisseio y tuvieron tiempo libre para almorzar.

El martes 24 de mayo, los estudiantes subieron al metro, desde Omonia hasta la estación de Syntagma, para llegar al Parlamento griego, en la Avenida de Sofía. Allí, se reunieron con Vassilis Karavissilis, quien les hizo de guía por el Parlamento y su museo. El edificio conserva obras de arte y objetos de valor y sirvió de residencia a los monarcas griegos antes de que Grecia consolidara la república.

El Parlamento griego

Posteriormente, los alumnos almorzaron en CYA (College Year in Athens) y acudieron a una charla acerca de historia, religión y tradición de Occidente, impartida por Thanos Dokos, en la sala de grados.

La profesora y socióloga de CYA, impartiendo una charla

Después de la charla, el grupo de la UFV se dirigió al Museo Arqueológico de Atenas para hacer una visita con los dos guías. 

El museo está dividido en dos plantas en las que se encuentran vasijas, esculturas y objetos de bronce, marfil y cristal. Tras la visita, los alumnos tuvieron tiempo libre.

Al día siguiente, el grupo cogió un autobús para dirigirse a Marathon, donde visitaron el museo y el espacio arqueológico. En él, se encuentra una colina bajo la que estaban los restos de los muertos en la batalla de Maratón. La carrera de las Olimpiadas conocida como maratón tiene su origen en esta batalla, ya que se libraron dos proezas: la de Eucles, enviado de Maratón a Atenas para avisar de la victoria y que murió de agotamiento unas horas después de la carrera; y la de Filípides, quien recorrió 240 kilómetros para avisar a los espartanos del desembarco persa en Maratón. Después de la visita, el autobús continuó hasta Sounio, donde los alumnos pudieron comer y darse un baño.

La colina bajo la que se encuentran los restos de la batalla de Maratón

El último día, los estudiantes visitaron Kerameikos, un cementerio griego a las afueras de la antigua frontera de Atenas, que albergaba las tumbas de las personas más ricas e influyentes de la ciudad, como señal de orgullo respecto a los extranjeros que visitaban la capital.

Además, también a las afueras, se encontraban las lápidas de los miembros del bando enemigo que murieron en batalla, como advertencia a todo aquel que quisiera atacar Atenas. El día 27 de mayo, los alumnos fueron al aeropuerto para volver a Madrid.