Alumnos de la UFV diseñan esculturas para el Hospital La Fuenfría

El objetivo del certamen era seleccionar una obra conmemorativa por los 100 años de este centro médico de Cercedilla (Madrid)

Alumnos y profesores de Bellas Artes de la UFV, junto a directivos del Hospital La Fuenfría

“Las personas no solo necesitamos cuidados médicos, también necesitamos la humanidad, la poesía del arte que nos ayuda a entender esa esperanza”, afirmó el director del Grado en Bellas Artes de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), Pablo López Raso.

El 29 de abril tuvo lugar la entrega de premios del Concurso de Artes Plásticas Centenario Hospital La Fuenfría, en el hall del Edificio de Comunicación de la UFV. El objetivo del certamen era seleccionar una obra conmemorativa entre las creadas por los 41 alumnos de segundo curso del Grado de Bellas Artes de la UFV.

‘Nexo’, la obra ganadora del concurso

La obra ganadora fue Nexo, de Juan Jiménez de la Moya. Esta obra, de metal, traza la silueta de un sanitario acompañando a un enfermo en su proceso de recuperación. “Lo que quiero mostrar es la idea de comunión entre sanitario y paciente en el proceso de rehabilitación”, explicó su autor. Jiménez de la Moya escogió el metal como material porque, al oxidarse, adquiere “una nueva personalidad” que simboliza la transformación que sufren paciente y sanitario durante esos periodos. Como explicó, su obra es “el reflejo de las historias de todas las personas que han pasado por el Hospital La Fuenfría”.

Al acto acudieron Carlos Fernández, director de gestión del Hospital La Fuenfría, y Olga Velasco, directora médico, además de profesores de la UFV. Fernández y Velasco dirigieron la entrega de diplomas, a todos los participantes, y de los cuatro accésit que concedió el hospital. Estos fueron para Yo te apoyo, de Clarisa Peña, Idea, de Ignacio Simón García, Pureza, de Jimena Martín Rodríguez, y Armonía, de Xinmei Xia.

Carlos Fernández y Olga Velasco explicaron que la iniciativa del concurso con la Universidad Francisco de Vitoria nació para “dar cabida a las nuevas generaciones”. También relataron la historia del hospital, dedicado desde sus inicios a la recuperación funcional y a los cuidados pulmonares, cuando la tuberculosis no tenía tratamiento. “El hospital se crea con la finalidad de dar a esos pacientes con tuberculosis un lugar para su rehabilitación, por eso el entorno es el de un parque nacional en mitad de la Sierra de Guadarrama donde hay aire puro. Realmente se crea un hotel sanatorio”, comentó Velasco.

También explicaron que el artista de la obra ganadora supo captar a la perfección el espíritu del hospital y fue capaz de reunir todos los objetivos planteados por el certamen. “Cuando la vimos, a todos nos enamoró. Nos ha parecido la figura más emblemática y que puede ser el icono para los próximos 100 años del Hospital La Fuenfría”, declararon. Ahora, se reproducirá una escultura de mayor escala en el hospital para compartirla con los pacientes, familiares y profesionales de este centro ubicado en Cercedilla, Madrid.

Los alumnos, con la coordinación de Mar Solís, artista y profesora de la UFV, también donaron otra escultura conjunta al hospital, titulada Semilla de vida 2021. La pieza, que ya se encuentra en la entrada principal del centro, está inspirada en el trato humano del hospital con las personas necesitadas.

Para finalizar el acto, el director del grado destacó el trabajo de todos los alumnos al crear “obras que son terapéuticas” y que dan esperanza a las personas. “La belleza salvará al mundo”, declaró López Raso, citando a Dostoievski.