40 días por la vida, el principio del fin del aborto

Esta campaña de oración frente a las clínicas abortivas lucha por la vida de los no nacidos. En España, la acción se está llevando a cabo en Barcelona, Cádiz, Córdoba, Madrid, Pamplona, Valladolid y Vitoria

La campaña actúa con el lema 'el principio del fin del aborto'

40 días por la vida, así se llama la campaña mundial que lucha por acabar con el aborto. Desde el 22 de septiembre, miles de voluntarios han acudido a clínicas abortivas de España para rezar por el fin del aborto. Así van a seguir hasta el 31 de octubre. En España, la acción se está llevando a cabo en Barcelona, Cádiz, Córdoba, Madrid, Pamplona, Valladolid y Vitoria.

También tiene lugar en el resto del mundo. Se realiza todos los años, desde 2007, aquella vez solo en Estados Unidos. A partir de entonces, ha ido extendiéndose por países de todos los continentes. En España, se organizó por primera vez, en 2014, en El Puerto de Santa María. Su fundamento es la oración, el ayuno, la vigilia constante y la sensibilización de la comunidad.

La coordinadora nacional de 40 días por la vida España, Nayeli Rodríguez, ha confirmado que la participación se ha triplicado. «Por ahora, han acudido 3.000 participantes y ya son 11.600 horas de oración», afirmó Nayeli Rodríguez a Mirada 21, los medios de comunicación de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV).

Además de rezar en frente de las clínicas, ofrecen ayuda a las embarazadas que la solicitan. «Nosotros esperamos, rezamos y, en caso de que alguna mujer decida voluntariamente acercarse a nosotros, entonces le ofrecemos alternativas», explicó la coordinadora de la campaña en España. También contó que, generalmente, las mujeres que se acercan son por una situación económica difícil o por falta de apoyo en la familia. «Los voluntarios la ponen al teléfono con una mujer experimentada que le ayuda, dependiendo de sus necesidades. Después, las derivamos a asociaciones provida de su localidad que conocemos de primera mano», declaró Nayeli Rodríguez.

La propuesta de ley contra los acosos a embarazadas
Nayeli Rodríguez explicó a Mirada 21 la proposición de ley orgánica que pretende penalizar acciones como ir a las puertas de una clínica abortiva. La propuesta del Grupo Parlamentario Socialista sostiene que esta gente acosa a las mujeres que van a abortar a las clínicas. Nayeli Rodríguez defendió que los provida no acosan y que, en su caso, no tiene sentido alguno esta acusación, ya que no hablan con las mujeres, sino que esperan quietos, en silencio. «No interesa obligar a una mujer a tener a su hijo, sino que te escuche y elija la vida», argumentó la organizadora de 40 días por la vida España.

«Si la ley entra en vigor, nos reinventaremos, no dejaremos de hacer las campañas por eso», afirma la organizadora de 40 días por la vida España.

La ley no les debería afectar, ya que sus métodos son pacíficos. Sin embargo, contó que, seguramente, les acabe «salpicando» por la apelación de la ministra Irene Montero, en Twitter, a la campaña. «Si la ley entra en vigor, nos reinventaremos, no dejaremos de hacer las campañas por eso», afirmó la organizadora de 40 días por la vida España.

Hablando de la proposición de ley orgánica, Nayeli Rodríguez explicó que ya existe un delito de acoso en el Código Penal, que no les influye. Según contó, las denuncias que reciben no tienen ningún recorrido y suelen ser falsas o hechas por las clínicas. «Se quiere hacer una ley que corte las libertades y derechos de una parte de la población», apuntó Rodríguez en la entrevista a Mirada 21.

Rodríguez opinó que ley está movida por los intereses de las clínicas y explicó que se fundamenta en una encuesta realizada por la asociación ACAI en clínicas privadas. «No entiendo qué mal podemos estar haciendo si hay mujeres que nos piden ayuda explícitamente», afirmó Nayeli Rodríguez, en referencia a las acusaciones de acoso. Por último, hablando de la propuesta, explicó que las leyes actuales de la Constitución Española defienden a todos los ciudadanos por igual.

«Iniciativas como esta son de Dios y queda claro que la oración es la mejor arma», aseguró Nayeli Rodríguez.

Nayeli Rodríguez terminó hablando del buen recibimiento de la campaña, así como de los apoyos recibidos de la Conferencia Episcopal, de monseñor Munilla y del periodista Juan Manuel Cotelo, entre otros. También explicó que está teniendo numerosos frutos, como mujeres que deciden no abortar, enfermeras de clínicas que renuncian o chicas que han abortado y acuden a rezar. «Iniciativas como esta son de Dios y queda claro que la oración es la mejor arma», aseguró Nayeli Rodríguez.

Un testimonio para concienciar en la UFV
La Universidad Francisco de Vitoria acogió, el pasado 14 de octubre, un cinefórum con la película Unplanned, organizado por la campaña 40 días por la vida. Comenzó, a las 17:00 h, en el aula magna. Este filme narra la historia real de Abby Johnson, directora de una clínica abortista, y cómo pasó a ser una activista provida. La película está basada en el libro de sus memorias, bajo el mismo título.

«Todos los problemas tienen soluciones positivas, aunque en ese momento no pienses en ello».

Después de la proyección de la película, tuvo lugar un coloquio con una chica que compartió con los participantes su testimonio de aborto. Contó su experiencia, su arrepentimiento y los problemas que trae consigo un aborto. Expresó que, al enterarse de su embarazo, sintió angustia y miedo por no saber qué hacer. «Todos los problemas tienen soluciones positivas, aunque en ese momento no pienses en ello», afirmó a los oyentes.

Como explicó esta chica en su tertulia, un aborto genera muchos problemas, que ella denominó como síndrome posaborto. Contó cómo estuvo un año «desenchufada» de la vida, un año en el que se encerró en sí misma. «Un aborto nunca se supera, no hay un des-aborto«, confío al público.

También contó cómo se acercó a Dios y a la Iglesia y cómo un sacerdote le ayudó a superar esa crisis. La humildad fue el consejo que le dio, poner nombre a los problemas, reconocer los fallos y dejarse querer y acompañar. «Nos presentan el aborto como la solución, pero no explican los problemas de después», manifestó.

Además, defendió que la vida es humana desde el momento de la concepción, cuando se forma el embrión. «La vida es vida o no es vida», explicó con rotundidad, en referencia a esta idea. Comentó la importancia de vivir y disfrutar la vida para, con una actitud adecuada, defender y valorar la vida de los demás. También habló de cómo ayudar a una persona que se está planteando abortar. Según ella, es importante acompañar a esa persona desde el respeto, además de informarse en la materia.