Macron visita a Biden para reforzar sus relaciones bilaterales

El presidente de Francia se reunió con su homólogo de Estados Unidos para discutir varios aspectos de la situación mundial, que se encuentra en un "punto de inflexión"

Emmanuel Macron (i) junto a Joe Biden. Imagen de: Flickr

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitó en Washington, el 30 de noviembre, a su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden. El motivo de esta reunión era, según un colaborador de Macron, evitar un riego de desajuste entre Europa y EE. UU. Es la primera vez en la historia de la V República Francesa que un presidente francés visita dos veces la Casa Blanca. En un comunicado oficial, la relación entre estos dos países se describe como «una relación fundada en más de dos siglos de amistad, asociación económica, cooperación en materia de defensa y seguridad y compromiso compartido con los principios, valores e instituciones democráticas». Adicionalmente, Estados Unidos afirma que «Francia es su aliado más antiguo» y que debían volver a ser «hermanos de armas».

Una declaración conjunta
La guerra entre Rusia y Ucrania ocupó gran parte de la atención durante el encuentro. En la declaración conjunta que se redactó al terminar la reunión, destaca la condena de los presidentes a la guerra, y «subrayan que atacar intencionadamente a la población civil y a las infraestructuras civiles constituye un crimen de guerra del que los autores deben rendir cuentas».

Estados Unidos y Francia se mostraron de acuerdo en asuntos como la defensa europea, la guerra de Ucrania y el cambio climático. Además, coincidieron en que el mundo se encuentra en un punto de inflexión. Macron pidió «sincronizarse» en el plano económico, debido a que Biden incluye incentivos fiscales para empresas en Estados Unidos para hacer frente a la inflación y el cambio climático, lo que puede dañar, a largo plazo, a Europa.

Antecedentes entre Macron y Biden
El año pasado, París perdió un acuerdo con Australia que le hubiera resultado beneficioso económicamente. El Gobierno australiano rechazó la compra de submarinos franceses, puesto que acordó con Estados Unidos y Reino Unido el desarrollo de sumergibles nucleares.

Este acontecimiento provocó la escalada de tensiones entre Francia y Estados Unidos, con consecuencias como la retirada temporal del embajador francés en Washington. Esta nueva visita sirve para pasar página a las tensiones que había entre estos dos países en 2021.