López Obrador acusa a las empresas españolas de “saquear” México

El presidente mexicano pide “una pausa” con España, aunque no contempla que signifique “una ruptura” de las relaciones

Andrés Manuel López Obrador en la conferencia de prensa del miércoles 9 de febrero. Fuente:@lopezobrador

“Eran como dueños de México. Es el caso de las empresas españolas”, declaraba Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sobre empresas como Repsol e Iberdrola en suelo mesoamericano. En su rueda de prensa diaria, del pasado miércoles 9 de febrero, el presidente alegó que la relación entre México y España “no es buena”. “Así como los españoles no quieren que lleguen de ningún país a robarles, tampoco lo queremos nosotros”, culpó AMLO, quien arremetió contra las empresas que, según él, “roban” a México.

“Hasta normalizarla, hacer una pausa nos va a convenir a todos, al pueblo mexicano y al español”, explicó AMLO, aunque al día siguiente el propio presidente rectificó, no sin volver a calificar de saqueadoras a las empresas españolas: “Lo que dije ayer es que, por el bien de nuestros pueblos, vamos a tener una pausa. No hablé de ruptura. Dije que vamos a serenar la relación. Que ya no se esté pensando que se va a saquear México impunemente, ya eso pasó, es una falta de respeto”.

La respuesta de España
“El Gobierno español rechaza tajantemente las declaraciones injustificadas del presidente de México”. Así ha respondido el ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, ante las acusaciones de AMLO. Albares aseguró que “el Gobierno de España va a defender siempre, ante cualquiera, los intereses de los españoles, de sus empresas y la honorabilidad de España”.

El Gobierno ha emitido un comunicado en el que detallaba, con números, la interconexión entre México y España. Según el comunicado, más de 175.000 españoles viven en México y cerca de 30.000 mexicanos viven en España. En cuanto a aspectos económicos, España es el segundo país que más invierte en México, una cifra que supera los 70.000 millones de euros. “El Gobierno de España no ha realizado ninguna acción que lleven a hacer una declaración de este tipo”, concluye el comunicado.

La carta de AMLO al rey
En marzo de 2019, López Obrador envió una carta a Felipe VI en la que exigía una disculpa por los agravios cometidos durante la conquista. “México desea que el Estado español admita su responsabilidad histórica por esas ofensas y ofrezca las disculpas o los resarcimientos políticos que convengan”, se puede leer en la carta.

Desde ese momento, las relaciones entre los dos países cambiaron. En el proyecto político que AMLO llama “la Cuarta Transformación”, España es el principal centro de las críticas del presidente mexicano. Desde México, López Obrador reclamó la liberación del rapero Pablo Hásel, pues consideró que su detención fue un acto “autoritario” del Estado español. También omitió la representación española en la conmemoración de los 200 años de la independencia de México.

AMLO acusó de perpetrar “una especie de segunda conquista” por parte de Iberdrola y Repsol, tras la reforma energética de 2013, que permitió entrar en el sector a las empresas privadas.