Las mujeres no hablarán en las reuniones del partido de Gobierno en Japón

La medida que plantea el Partido Liberal Democrático permitiría que más mujeres participaran en las reuniones, pero no tendrían derecho a intervenir

Toshihiro Nikai
El secretario general del Partido Liberal Democrático de Japón, Toshihiro Nikai. Foto: Menéame noticias @meneame_net

El Partido Liberal Democrático de Japón (PLD), que es el que gobierna el país, ha propuesto que cinco legisladoras puedan unirse a las reuniones decisivas del partido. Solo dos de los 12 miembros de la junta actual, y tres de los 25 miembros de su consejo general son mujeres. El partido ha propuesto ahora que cinco mujeres se unan a las reuniones de la junta, pero solo como observadoras y sin poder participar.

Esta propuesta se ha dado a conocer después de que el jefe del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio, Yoshiro Mori, dimitiera hace unas semanas por una polémica ocasionada por sus comentarios machistas. Además, un grupo de legisladoras del partido pidieron al secretario general que aumentara la cifra de mujeres en puestos importantes de la formación.

El secretario general del partido, Toshihiro Nikai -que tiene 82 años-, ha afirmado que esta propuesta se debe a que han tenido en cuenta las críticas de que la junta directiva del PLD está constituida casi exclusivamente por hombres. Sin embargo, ha añadido que sus miembros son elegidos y que es importante que las mujeres del partido “miren” cómo se toman las decisiones para “comprender completamente qué tipo de discusiones se llevan a cabo”.

Las mujeres podrán enviar más tarde sus opiniones sobre la reunión, por separado, una vez esta haya terminado, a la oficina de la Secretaría del Partido Liberal Democrático, según ha informado el diario Nikkei.

Japón, uno de los países con mayor brecha de género
Japón, a pesar de ser uno de los países más punteros en materia económica, es uno de los más atrasados en lo que a igualdad entre mujeres y hombres se refiere. Ocupa el lugar 121 de 153 países en el Índice Global de Brecha de Género 2020 del Foro Económico Mundial, lo que supone la peor clasificación entre los países avanzados.

El ex primer ministro Shinzo Abe promovió políticas para aumentar la participación de las mujeres en la economía, pero tanto las activistas como las que no lo son han asegurado que estas no son suficientes, y que aún es necesario un cambio más drástico en el mundo laboral y en la política.