Johnny Depp y Amber Heard se enfrentan en un juicio por difamación

El proceso judicial, en el que ambos se acusan mutuamente de difamación, está previsto que dure seis semanas

Johnny Depp y Amber Heard, en el juicio.

La película Los Diario del ron los juntó en 2012, 10 años después Johnny Depp y Amber Heard se enfrentan en un juicio televisado y con repercusión en redes sociales. En 2015, se casaron y tan solo 15 meses después, Amber Heard solicitó el divorcio. En la demanda que interpuso, Heard acusó de abuso a Depp: “Soporté un abuso emocional, verbal y físico excesivo por parte de Johnny, incluyendo agresiones furiosas, hostiles, humillantes y amenazantes cada vez que cuestioné su autoridad o no estuve de acuerdo con él”. Además, pidió una orden de alejamiento que poco después retiró. En 2017, se divorciaron. La denuncia interpuesta por Amber Heard fue retirada con un acuerdo conjunto.

Uno de los sucesos que marcan esta historia es el artículo de opinión escrito por Heard y publicado por The Washinton Post. En él se autodescribe como “una figura pública que representa el abuso doméstico”. El artículo no citaba textualmente a Depp, pero la opinión pública entendió que hacía referencia a los abusos descritos en la denuncia interpuesta a Depp. La publicación coincidió con el movimiento #MeToo, que nació como respuesta a las acusaciones de abusos sexuales contra el productor de cine Harvey Weinstein. 

En el artículo, Amber declaraba lo siguiente: “Tengo la rara ventaja de ver en tiempo real cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abuso”. La respuesta por parte de Depp llegó, en 2020, en forma de denuncia por difamación. El actor le pidió a Heard una compensación de 50 millones de dólares, cantidad que describe como equivalente a lo que había perdido por el despido por parte de Disney, a raíz del artículo publicado.La actriz contestó con una contrademanda que doblaba la cantidad de Depp, en la que le pide 100 millones de dólares. 

El juicio
Es ahora cuando Depp y Heard se enfrentan por primera vez en un juzgado. El juicio comenzó el 11 de abril, en Virginia, y se estima que dure sis semanas. El procedimiento está siendo televisado por Court TV, de manera gratuita. En este, testificarán figuras como Elon Musk, James Franco o Paul Bettany.

A día de hoy se encuentran en la mitad, es decir, en la tercera semana. Durante las sesiones celebradas, Johnny Depp ha negado en todo momento haber golpeado a Heard ni a “ninguna otra mujer”. 

En el juicio, ha tenido un papel principal el testimonio de Depp acerca de la relación pasada con su madre. El actor que da vida a Jack Sparrow ha narrado una difícil infancia llena de maltratos y ha comentado que le pegaba a él y a sus hermanos con “cualquier cosa que tuviese en la mano” como un “zapato”, o un “cenicero”. Depp ha argumentado que probó unas pastillas para tranquilizarse que utilizaba su madre y a la edad de 15 años ya había consumido todas las drogas que conocía. 

La relación del actor con las drogas es un hecho al que la defensa de Depp ha recurrido en numerosas ocasiones durante el procedimiento. Depp ha comparada su relación con Heard con la de su madre y la define como “un desfile interminable de insultos”. 

El equipo de abogados que defiende a Heard ha enseñado al tribunal una serie de mensajes para demostrar la supuesta violencia practicada sobre su representada. En estos mensajes, Depp charlaba con un amigo, el actor Paul Bettany. En ellos, Depp escribía que deberían «quemarla y ahogarla para asegurarse de que estuviera muerta». Ante esto, Depp ha declarado que se siente “avergonzado” y que eran “un intento de humor irreverente”. 

Asimismo, el actor mantiene que perdió su papel en Piratas del Caribe y Animales Fantásticos como consecuencia de las declaraciones de Heard en el famoso artículo de The Washington Post. Sin embargo, Johnny Depp defiende que “ni por 300 millones” volvería a protagonizar la saga. 

Entre las declaraciones del juicio, destaca las de Ben King, un exempleado de la expareja que describe cómo se encontró la vivienda tras una pelea entre los actores. King aclara que había palabras escritas con sangre en los cristales, así como un papel de cocina ensangrentado. Además, admite también haber encontrado un trozo de un dedo. Depp dice que su dedo fue dañado después de que la actriz le arrojase una botella de vodka en dicha discusión. Ante esto, Heard declara que fue Depp quien se cortó el dedo a sí mismo. Sin embargo, el actor responde: «De ninguna manera me cortaría el dedo para arruinar esta hermosa oportunidad de empezar a tocar la guitarra». Depp es un aficionado de la música e incluso estuvo en una banda de joven. Además, en otra de las supuestas agresiones descritas por el actor declara que Amber Heard le apagó un cigarrillo en la cara. En su declaración, la abogada ha añadido fotografías. 

La consejera matrimonial de la expareja, Laurel Anderson, también ha testificado. En sus respuestas, ha señalado que Heard sí que había denunciado anteriormente abuso físico por parte de su exmarido, pero defiende que vio un “abuso mutuo” en su relación.