Francia aprueba una ley contra el extremismo islamista

Este decreto fue una propuesta del Consejo de Ministros tras el asesinato del profesor Samuel Paty por mostrar una caricatura de Mahoma

El Consejo de Ministros francés presentó el decreto en diciembre de 2020. FOTO: Twitter @JeanCastex.

La Asamblea Nacional de Francia aprobó un proyecto de ley que contiene varias medidas que defienden la neutralidad de los servicios públicos para combatir el extremismo, como lo denominó el presidente, Emmanuel Macron, tras el nuevo ataque en la revista satírica Charlie Hebdo.

El Consejo de Ministros presentó en diciembre el decreto con 70 artículos, uno de los principales puntos desarrollará un control en las asociaciones y lugares de culto donde los radicales puedan completar su formación. “Nuestro único objetivo es permitir que la libertad de asociación, la libertad de conciencia y la libertad de expresión sigan siendo ejercidas libremente por todos nuestros conciudadanos”, aseguró el ministro de Interior, Jean Castex.

La propuesta tuvo un apoyo de 347 votos, 65 abstenciones y 151 parlamentarios lo rechazaron. Las enmiendas provocaron que el debate tuviera una duración de 135 horas. Este proyecto necesita de la aprobación de la Cámara Baja, que tiene más de la mitad de los votos asegurados, al pertenecer al partido del Gobierno.

Para la izquierda francesa, esta ley supone la estigmatización de los musulmanes. El partido de extrema derecha, Rassemblement National, decidió abstenerse porque consideraba que las medidas “no eran suficientes para combatir el islamismo”.

Otra medida que abarca el texto es el endurecimiento de los criterios para la enseñanza en casa de los niños de más de tres años, ya que, en algunos casos, las familias quitaban a sus hijos de las escuelas.

“Nunca aceptaré que podamos justificar la violencia”, señaló Emmanuel Macron.

Los certificados de virginidad siguen estando presentes, en los que, para los matrimonios forzados, el padre pedía una confirmación del ginecólogo. Los médicos serán multados con 15.000 euros y la estancia de un año en la cárcel.

Además, tras el asesinato del profesor Samuel Paty, por enseñar una caricatura de Mahoma cuando estaba enseñando sobre la libertad de expresión, se ha desarrollado el delito de incitación al odio y el realizado por Internet. El acusado podrá tener una pena de tres años y 45.000 euros.

Castex cree que el secularismo es “moderno, protector y emancipador” que garantiza que todas las personas pueden creer en lo que quieran, siempre y cuando respeten los valores. Y ha añadido que “para combatir el separatismo, necesitábamos fortalecer nuestra ley”.

Francia ha vivido varios atentados desde 2015. Numerosas vidas se perdieron en Charlie Hebdo, la sala Bataclan o Niza, entre otros. Otro de los detonantes de este decreto fue el ataque a la Basílica de Notre Damme en Niza y el asesinato de Samuel Paty, lo que llevó a Macron a declarar la guerra contra el extremismo islamista.

”Nunca aceptaré que podamos justificar la violencia. Nuestras libertades, nuestros derechos, considero que nuestra vocación debe ser su protección”, afirmó el presidente de Francia en una entrevista en Al Jazeera. “Soy partidario de poder escribir, pensar, dibujar libremente en mi país”, concluyó Macron.