EE. UU. apuesta por un impuesto global a las multinacionales

La idea surge tras la presentación de un plan de empleo centrado en la renovación de infraestructuras, que el presidente de Estados Unidos busca financiar con una subida de tasas a las empresas

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, propuso la nueva medida en el Consejo de Asuntos Globales. FOTO: Twitter @descifraguerra.

Estados Unidos propondrá en su próxima reunión con el G20 la creación de un impuesto para las rentas altas. El objetivo es restar la competitividad a las empresas de su país, así como la protección de aquellos que no recibieron beneficios por el esfuerzo puesto para el crecimiento de la economía. Según Reuters, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha señalado que está a favor de esta propuesta.

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, ha indicado que la consecuencia de un mundo interconectado ha sido mantener a la baja los impuestos corporativos. “Hay que asegurarse de que los gobiernos generen ingresos esenciales para responder a las crisis y que todos los ciudadanos compartan de manera justa la carga de financiarlos”, señaló.

Yellen ha afirmado que a través de este impuesto, las economías de los países podrán prosperar “con una base de mayor igualdad”. “El impuesto mínimo global impulsará la innovación y el crecimiento”, concluyó en su discurso ante el Consejo de Asuntos Globales de Chicago. Además, quiere estimular las relaciones internacionales con otros países, a diferencia de la anterior Administración.

Esta oferta ha llegado tras el anuncio de Joe Biden de subir el impuesto a la renta del 21% al 28%. El nuevo plan intentará crear empleos e infraestructuras con la recaudación de dos billones de dólares en los siguientes 15 años. “Es una inversión histórica que reconstruirá nuestro país y lo posicionará para competir con China”, afirmaba en un comunicado la Casa Blanca.

La estrategia de Biden se diferencia de la del expresidente de Estados Unidos Donald Trump, quien decidió bajar los impuestos, en 2017, del 35% al 21%. El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, afirmó que este plan causará deuda y que no consistirá en mejorar infraestructuras. Además, el senador demócrata Joe Manchin se opuso a esta idea y aseguró que representa a más compañeros del partido. No obstante, multimillonarios como el fundador de Amazon, Jeff Bezos, aseguró que apoyará esta nueva propuesta para dar una solución equilibrada para los estadounidenses.

Confianza en la propuesta
El portavoz económico de la Comisión agradeció la propuesta porque puede ser una solución consensuada. Por ello, ha pedido que todos trabajen juntos para obtener un acuerdo lo más pronto posible. Incluso, el FMI lo ha visto con buenos ojos por el panorama en el que se encuentra el mundo tras la pandemia de coronavirus.

El presidente de Gobierno español, Pedro Sánchez, agradeció la propuesta del Ejecutivo de Estados Unidos tras su última declaración sobre la estrategia de vacunación. El líder socialista ha asegurado que la decisión de Biden van encaminados a un “debate progresista” y que es una propuesta económica que ha defendido el Gobierno de España “desde hace un tiempo”.