Emmanuel Macron, presidente de Francia durante cinco años más

El actual mandatario vence a Marine Le Pen en la segunda vuelta de las elecciones y afronta retos tanto en el ámbito nacional como en el internacional

Emmanuel Macron, en su discurso ante el Parlamento Europeo. Foto: Parlamento Europeo.

Emmanuel Macron ha sido reelegido este domingo 24 de abril, como presidente de Francia. En la segunda vuelta de las elecciones, se ha impuesto a Marine Le Pen, aunque con una diferencia más ajustada que en los comicios anteriores.

La abstención, uno de cada tres votantes no acudió a las urnas, y el descontento por parte de los votantes de Macron hicieron peligrar su victoria, y dieron a Le Pen su mejor resultado hasta la fecha. Aun así, Macron, quien ya sería recordado por ser el presidente más joven de la República Francesa, ha alcanzado la reelección.

Las propuestas de ambos candidatos trataban de manera distinta los problemas a los que Francia se enfrenta actualmente. En cuanto a la crisis económica, Le Pen proponía bajar impuestos a viudos, jóvenes y familias numerosas, así como reducir el IVA y los peajes. Macron hablaba de revalorizar el trabajo y las pensiones y defendía que con sus medidas se han creado en los pasados cinco años 1,2 millones de nóminas.

Hablando de inmigración, un tema repetido en un país donde la tasa alcanza el 10% de la población, el 20% si se cuentan también a los hijos de inmigrantes nacidos en Francia, ambos han presentado medidas más duras que las actuales. Macron busca un asilo más restrictivo donde se obligue a abandonar el país a quienes no consigan el visado. Además, propone endurecer la posibilidad de otorgar estancias de larga duración, a través de un examen de francés y la necesidad de tener un trabajo.

Le Pen, quien proponía medidas más estrictas, hablaba de la necesidad de un referéndum donde los franceses decidan sobre asuntos como la ley de nacionalidad o la expulsión de delincuentes extranjeros. Además, quería suprimir el derecho a la nacionalidad francesa a todos los nacidos en Francia y limitar, al igual que Macron, el acceso a la nacionalidad. Una de las propuestas más criticadas de Le Pen es la prohibición del velo en la calle. Sin embargo, Macron, quien también se ha puesto estricto contra el islamismo radical, le advirtió del peligro de tomar esa decisión.

La edad de jubilación y el medio ambiente han sido temas que también se han tratado, pero los más sonados han sido sus propuestas sobre la respuesta a la guerra en Ucrania y su postura en cuanto a la Unión Europea.

“Un verdadero amigo de Ucrania para la reelección. Le deseo nuevos éxitos por el bien del pueblo. Agradezco su apoyo y estoy convencido de que avanzamos juntos hacia nuevas victorias comunes. ¡Hacia una Europa fuerte y unida!”, felicitó Zelenski al recién reelegido Macron.

Macron, defensor de una Unión Europea más soberana y con más fuerza para competir como potencia contra China y Estados Unidos, propone proporcionar ayuda militar y financiera a Ucrania, acoger refugiados y aumentar las sanciones a Rusia. Le Pen, por el contrario, es partidaria de cambiar completamente la idea de la Unión Europea hacia una “alianza de naciones”, donde el derecho de los países prime sobre el derecho de la Unión. Así, Francia podría firmar una alianza de seguridad con Rusia para “evitar que caiga en manos de Pekín”.

Ya conseguida la victoria, Macron se enfrentará a nuevos retos como el problema educativo, el medio ambiente y el precio de las energías. Volverá a verse las caras con el que ha sido su mayor desafío estos cinco años, los chalecos amarillos. Estos, nada más conocerse el resultado salieron a protestar en las ciudades francesas.

En el panorama internacional, la victoria de Macron ha sido celebrada. La ONU, la Unión Europea e incluso la OMS no dudaron en felicitarle en cuanto salió la noticia. Una de las felicitaciones más sonadas ha sido la del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, quien dedicó unas palabras a su homólogo francés. «Un verdadero amigo de Ucrania para la reelección. Le deseo nuevos éxitos por el bien del pueblo. Agradezco su apoyo y estoy convencido de que avanzamos juntos hacia nuevas victorias comunes. ¡Hacia una Europa fuerte y unida!»

Macron y Le Pen han comenzado ya a preparar su próximo enfrentamiento, las elecciones legislativas. En junio, se elegirán los representantes de la Asamblea, que facilitarán o no la nueva era de la Presidencia de Macron.