EE. UU. reabre fronteras a los emigrantes venezolanos

Un juez bloqueó, el 15 de noviembre, el Título 42, decretado por Trump en 2020, que permitirá expulsar a los migrantes de Venezuela que se encontraban en la frontera estadounidense con México

Migrantes venezolanos en la ruta Cúcuta- Pamplona en busca de asilo

Los migrantes venezolanos pueden volver a entrar a Estados Unidos. Un juez, bloqueó, el 15 de noviembre, el Título 42, que fue decretado por Donald Trump, en 2020, y que otorgaba el poder de expulsar a los migrantes de Venezuela que se encontraban en la frontera estadounidense con México, ya fuera atravesando el Río Grande, superando el muro o entregándose directamente a las autoridades. Esta medida estaba basada en los Centros de Prevención y Control de enfermedades (CDC). El Título 42 ha estado en vigor desde el inicio de la pandemia en 2020 y lo había mantenido el actual mandatario, Joe Biden, quien llegó a la Casa Blanca en enero de este año. 

En dos años se registraron más de 1,8 millones de expulsiones de migrantes que llegaron a Estados Unidos con la esperanza de pedir asilo. 

Abolición del Título 42 
El juez Emmet Sullivan dictaminó que esta medida era “arbitraria y caprichosa” y dijo acceder con la petición del Gobierno de Joe Biden, a seguir aplicando el Título 42 en la frontera cinco semanas más, de modo que, el próximo 21 de diciembre se suspende por orden judicial el Título 42 y, así, el Departamento de Seguridad Nacional podrá prepararse frente a una posible avalancha de migrantes. 

Esta abolición se está llevando a cabo un mes después del control migratorio del 12 de octubre de 2022. El Gobierno estadounidense anunció, a través de un comunicado de ejecución inmediata, un programa migratorio que se llevará a cabo en conjunto con México para reducir la cantidad de personas que llegan ilegalmente a la frontera suroeste. 

Carlos Vecchio, embajador del Gobierno interino de Juan Guaidó en Washington, declaró a través de su cuenta de Twitter: “Nuestra posición es inequívoca: es inaceptable cualquier trato indigno hacia migrantes y venezolanos, venga de donde venga. Son víctimas inocentes de la dictadura de Maduro. Merecen y necesitan solidaridad”.

Una de las mayores crisis migratorias del mundo
Desde 2014, el número de venezolanos que han solicitado asilo en otros países se ha incrementado un 4.000%. Durante las últimas décadas, Venezuela ha ido perdiendo un 20% de su población. De modo que uno de cada cinco venezolanos ha salido huyendo de su país por diversas causas. Violencia,  inseguridad,  amenazas,  falta de alimentos, medicinas en su país, explotación laboral y sexual, el tráfico de personas, y la discriminación ponen en riesgo a niños, mujeres y hombres venezolanos que llegan asustados y en extrema necesidad a los países vecinos. Esto da origen a una de las mayores crisis migratorias del mundo, según el acuerdo señalado por la agencia de la Organización Mundial de la Salud (ONU) para los refugiados. La Agencia de la ONU para refugiados (Acnur) coordina la ayuda a quienes huyen de la situación del país y han expuesto los siguientes datos : Hubo 925.246 solicitudes de asilo pendientes, se registraron seis millones de migrantes y refugiados venezolanos, y solo un 9% de los fondos necesarios para cubrir esta emergencia en 2022 están cubiertos. 

La mayoría de venezolanos se encuentran en países latinoamericanos, especialmente en Colombia, que ha recibido un 35% (2,5 millones) de venezolanos, Perú, un 18% (1,3 millones); Ecuador, un 7% (502.000); Chile, un 6% (448.000); y Brasil, un 5% (358.000), según las últimas cifras de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes (R4V). Fuera de América Latina, los países que han acogido la mayor cantidad de migrantes venezolanos son Estados Unidos, con un 8% (545.000); y España, con un 6% (438.000). En dos años, la cantidad de venezolanos inmigrantes pasó de 89.000 a 900.000 personas, según la Organización Internacional de las Migraciones. 

El Gobierno de cada país de acogida determina la condición que les asignan: refugiado, residencia temporal o permanente, o protección temporal.