EE. UU. y China se comprometen contra el cambio climático

Los dos países se unen para poner en práctica la apuesta del Acuerdo de París

Manifestación por el cambio climático en Foto: Flickr (Joe Brusky)

Con la intención de promover el éxito de la cumbre virtual sobre el calentamiento global convocada por Joe Biden, para este jueves, Estados Unidos y China se han se han comprometido a colaborar en la lucha contra el cambio climático, tanto dentro del Acuerdo de París como en otros frentes.

“China y Estados Unidos, junto con otros países, están comprometidos a colaborar entre sí y con el resto para atajar la crisis climática, para responder con la seriedad y urgencia que requiere”, indica un comunicado conjunto distribuido por el Ministerio chino de Ecología y Medioambiente.

La Administración estadounidense abrirá la reunión y revelará lo que ha anunciado como un nuevo plan de ambiciosos objetivos para la reducción de la emisión de gases con efecto invernadero.

Washington y Pekín manifiestan «el fortalecimiento de sus respectivas acciones y cooperación en procesos multilaterales, incluyendo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Acuerdo de París».

John Kerry, exjefe de la diplomacia estadounidense, fue el primer funcionario de la Administración del presidente Biden en visitar China, lo que genera esperanza por parte de los dos países en poder trabajar juntos después de las tensiones en otros ámbitos.

En el comunicado conjunto, Washington y Pekín incluyen entre las medidas a tomar a corto plazo el fortalecimiento de las “inversiones y la financiación internacionales”, para apoyar la transición a la energía verde en los países en desarrollo. También prevén la eliminación gradual de la producción y el consumo de hidrofluorocarbonos, gases que se utilizan principalmente en refrigeración, acondicionadores de aire y aerosoles.

El acuerdo de París, de 2015, que Kerry negoció cuando era secretario de Estado, comprometió a las naciones a tomar medidas para mantener los aumentos de temperatura en no más de dos grados centígrados por encima de los niveles preindustriales.

Numerosos científicos ahora argumentan que el calentamiento debe mantenerse por debajo de ese umbral para evitar perturbaciones catastróficas de la vida en el planeta.

El cambio climático
El cambio climático no es un fenómeno solo ambiental, sino de consecuencias económicas y sociales. Los países más pobres, que están peor preparados para enfrentar cambios rápidos, serán los que sufrirán las peores consecuencias. El Informe de Síntesis de 2014 sostiene que «muchos riesgos son particularmente problemáticos para los países menos adelantados y las comunidades vulnerables, dada su limitada capacidad para afrontarlos. Las personas marginadas en los ámbitos social, económico, cultural, político, institucional u otro son especialmente vulnerables al cambio climático”.