China censura al periódico ‘ABC’

El Gobierno de Xi Jinping toma la decisión tras un reportaje sobre personas desaparecidas en el país

Xi Jinping, en la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, el 18 de enero de 2017

El periódico ABC se encuentra bloqueado en China, desde el 28 de noviembre, fecha en que publicó un artículo que hablaba del presidente Xi Jinping y de su mandato autoritario. Después, volvió a publicar un artículo titulado En China puede desaparecer cualquiera, que hablaba sobre la tenista Peng Shuai, quien desapareció durante unas semanas.

Actualmente, ABC no puede leerse desde China. Al buscar el periódico aparece una ventana que avisa de que el sitio web ha sido bloqueado, y para acceder se debe tener una conexión de pago para poder entrar a medios del extranjero. Del mismo modo ocurre al buscar El País. Sin embargo, no es la primera vez que el país comunista censura un medio internacional. Anteriormente, periódicos como The Wall Street Journal o The Economist fueron borrados de los medios de comunicación chinos.

El país asiático también mantiene bloqueadas algunas redes sociales como Twitter, Instagram y WhatsApp, entre otras. De ese modo limita la libertad de expresión e impide las críticas, la circulación de discursos políticos contrarios al régimen y, además, refuerza el control sobre Internet.

La noticia fue anunciada por ABC, que fue notificado por un corresponsal en China acerca de la imposibilidad de entrar al medio a través de Internet. Anunciaron que aún no habían recibido ningún mensaje oficial sobre el motivo de la censura y añadieron que seguirán informando según transcurran las circunstancias.

Desapariciones en China
A lo largo de los años, numerosas personas han desaparecido, presuntamente, debido a conflictos con el Gobierno chino. Algunas son Jack Ma, un empresario tecnológico, desaparecido a finales de 2020; Fan Bingbing, una estrella de cine, desaparecida en 2018; o Wu Xiaohui, presidente de una compañía de seguros, desaparecido en 2017. Todos estos reaparecieron con el paso del tiempo.

El último nombre que ha pasado a formar parte de esta lista ha sido la tenista Peng Shuai, quien acusó al ex viceprimer ministro Zhang Gaoli de violación. La censura china hizo que esta acusación fuese borrada de los medios, y, más tarde, la tenista desapareció. China sufrió presión internacional y los medios del país publicaron artículos donde Peng aparecía en su casa y afirmaban que se encontraba a salvo.