Argelia califica como “éticamente inadmisible” la decisión de Sánchez

El presidente argelino, Abdelmajid Tebboune reclama al Gobierno que rectifique su giro sobre el Sáhara para restablecer relaciones diplomáticas: "No tiene derecho a entregar un territorio" a Marruecos

El presidente de Argelia, Abdelmajid Tebboune (d) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

La relación entre Argelia y España se ha visto deteriorada tras el giro sobre la posición del Gobierno español sobre el Sáhara Occidental. Así lo expresó, el pasado 24 de abril, el presidente argelino, Abdelmajid Tebboune, quien acusa a Pedro Sánchez de “haberlo roto todo” con su decisión “ética e históricamente inadmisible”, en declaraciones a la prensa argelina.

Otros países, como Italia, han mejorado su acuerdo energético con Argelia. Italia recibirá el triple de gas que España, a partir de 2023, y se sitúa como el gran socio europeo de Argelia. «Nosotros tenemos relaciones cordiales con España y ha habido un acercamiento, como con Italia. El presidente del Gobierno lo ha roto todo», ha sentenciado Tebboune.

Sin embargo, el presidente de Argelia insiste en distinguir a Pedro Sánchez del Estado español. «Hay que distinguir entre el Gobierno español y el Estado español, con el que tenemos vínculos muy fuertes. Exigimos la aplicación del derecho internacional para que las relaciones con España vuelvan a la normalidad», explicó Tebboune.

En esa misma línea argumentativa, el líder argelino aseguró que cumplirá los contratos firmados que suministran gas a España: «Argelia no renunciará a abastecer a España de gas, sean cuales sean las circunstancias». Pese a esta afirmación, Tebboune abrió la puerta al aumento del precio en futuros contratos y negó la posibilidad de elevar el envío de gas, como sí ha ocurrido con Italia.

«El Gobierno español no ha escuchado las opiniones de los demás sobre la cuestión saharaui, a pesar de que han sido planteadas en el Parlamento español y por la opinión pública española. No interferiremos en los asuntos internos de España, pero Argelia, como país observador en la cuestión del Sáhara Occidental, así como las Naciones Unidas, consideran que España es la potencia administradora del territorio hasta que se encuentre una solución a este conflicto», declaró el presidente argelino.

«Los otros se pueden alinear o no, es su problema. Pero España no. No tiene derecho a entregar a un territorio colonizado a otro país. Ese es el problema con España», aseveró Tebboune, quien negó una posible reconciliación entre los dos países hasta que España rectifique su posición y cumpla “con la legalidad internacional”. “No pueden desentenderse de sus responsabilidades históricas y se le pide que revisen lo que han hecho», zanjó Tebboune, quien aseveró que “Argelia no renunciará ni al Sáhara ni a Palestina, dos casos de descolonización».