Fallece la actriz Alicia Hermida

La intérprete, una de las figuras del teatro del siglo XX y defensora de los derechos sociales, ha muerto a los 89 años

El teatro español perdió, el 9 de febrero, una de sus figuras del siglo XX. Alicia Pérez Herranz, mejor conocida como Alicia Hermida, había fallecido, a los 89 años, en Villanueva de la Cañada (Madrid), acompañada por su marido y compañero de oficio, Jaime Losada.

La actriz, madrileña de nacimiento, se crio en una familia unida por el teatro. Sus padres se conocieron en un taller de teatro para aficionados, y tanto ella como dos de sus tres hermanas continuaron con la afición e intentaron hacerse un hueco en un mundo tan imprevisible.

Alicia Hermida descubrió su ilusión por la actuación desde muy joven, con solo ocho años ya acudía como oyente al Real Conservatorio y con 13 participó en su primera obra, Plaza de Oriente, de Joaquín Calvo Sotelo.

Hermida contaba con un gran talento, mas su apariencia, que poco tenía que ver con los cánones de belleza de la época, la encasilló en papeles que, a pesar de ser secundarios, la llevaron al éxito. Durante los años 50 y 60, Alicia Hermida dio vida a las grandes historias del teatro nacional e internacional. Medida por Medida, de Shakespeare, Las Flores, de los hermanos Álvarez Quintero, La Casa de Bernarda Alba y Doña Rosita la Soltera, de García Lorca, Divinas Palabras, de Valle-Inclán, y Fedra, de Jean Racine, son solo unos ejemplos de todas las obras que protagonizó a lo largo de su vida.

En el ámbito cinematográfico, no ha sido tan reconocida, a pesar de aparecer en producciones como Maribel y la Extraña Familia, de Miguel Mihura, con la que se dio a conocer en este mundo. Otras películas como Gary Cooper, que estás en los cielos; Las bicicletas son para el verano o Malena es un nombre de tango, permitieron apreciar su evolución hacia una alabada madurez en el cine.

Gracias a Cuéntame, serie de Televisión Española, se ganó el cariño de la audiencia. Con el entrañable personaje de Valentina consiguió hacerse un hueco en los hogares que la acompañaron hasta el final de su carrera.

Tal era el amor de Alicia Hermida por el teatro que recuperó la famosa Barraca de Lorca, en la que trabajó como maestra para las siguientes generaciones de actores y llevó el teatro a todos los rincones de España, tal y como lo hacía el poeta.

En honor a su carrera, recibió en 2013 la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, aun así, no es solo por su trabajo por lo que Alicia Hermida será recordada. La actriz fue una mujer activista, siempre implicada en temas sociales.

En 2009, formó parte de la candidatura para el Parlamento Europeo por la Iniciativa Internacionalista de la Solidaridad entre Pueblos. Una lista que en un primer momento fue anulada por el Tribunal Supremo por sospechas de afinidad con ETA, aunque finalmente se les permitió participar. Además, siempre fue una fiel defensora de la Revolución cubana.

Son numerosos los actores (Aitana Sánchez Gijón y la cantante Ana Belén, además de todo el elenco de Cuéntame, entre otros) que han dedicado a Alicia Hermida unas palabras queriendo recordar su profesionalidad y su cariño para con todos