EE. UU. aprueba la fabricación de coches 100% autónomos

Los dirigentes estadounidenses han publicado una normativa que incluye vehículos sin volante ni pedales

Vista de conducción en un coche autónomo

El Departamento de Transportes de Estados Unidos (USDOT), mediante la Administración de Seguridad de Tráfico en Carretera (NHTSA), ha conseguido actualizar por primera vez una normativa que “estaba pensada exclusivamente para vehículos convencionales”. Ahora, esta normativa consta de una reglamentación dirigida a vehículos 100% autónomos.

Esta nueva normativa ya no señaliza que “un vehículo debe tener siempre asiento para el conductor, volante y columna de dirección”. Ahora explica que “en los vehículos diseñados con ADS (sistema de conducción autónoma), los mandos de conducción manual son innecesarios”.

Pete Buttigieg, secretario de Transporte de Estados Unidos, ha comentado que “se trata de una nueva norma que supone un paso importante para establecer normas de seguridad sólidas en vehículos con ADS equipado”. “En esta nueva década, el objetivo es que la seguridad vial y el desarrollo de nuevas tecnologías en el transporte vayan a la par”, comentó Buttigieg.

La normativa que esperaban los fabricantes
Grandes empresas tecnológicas llevan tiempo preparando este modelo de vehículo, como en el caso de Apple, que planea sacar un vehículo 100% autónomo en un plazo de cuatro años. Elon Musk, dueño de Tesla, “ha prometido” que, mediante actualizaciones, los coches Tesla existentes en el mundo irán evolucionando hasta ser completamente autónomos.

Compañías estadounidenses, como Waymo, y chinas, como AutoX, aseguran una “muy próxima” incorporación de taxis autónomos en condiciones de tráfico muy controladas.

La seguridad, el “objetivo importante”
La Administración de Seguridad de Tráfico en Carretera de Estados Unidos (NHTSA) ha insistido en que este nuevo tipo de vehículos deben al menos asegurar las mismas circunstancias de seguridad que la conducción humana. “La necesidad de mantener la seguridad de los seres humanos sigue siendo la misma que siempre”, dijo Steven Cliff, administrador adjunto de la NHTSA.

En cuanto a las normas que involucran a niños, los reguladores se mantienen abiertos a revisar si “el asiento del piloto está reservado para los más pequeños”, porque según han confirmado los expertos, aún no se han encontrado evidencias de qué asiento está más expuesto en caso de accidente.