Vox llena el Teatro Barceló en un acto para jóvenes afiliados

Santiago Abascal pinchó el himno de España en la conocida discoteca madrileña.

Foto de Santiago Abascal. Fuente: Flickr

A falta de menos de dos meses para las elecciones generales españolas, el crecimiento de Vox es una realidad. La asociación juvenil de su partido, Cañas Por España, organizó una reunión en forma de fiesta para los afiliados de menos de 30 años el pasado viernes. La discoteca Teatro Barceló fue el punto de encuentro.

El aforo de la antigua sala Pachá es de unas 700 personas, pero las entradas se agotaron en tres horas y hubo jóvenes que no pudieron entrar al estar el aforo completo. Los porteros controlaban un único requisito entre los afiliados, la edad debía estar entre los 18 y 30 años. En las recientes elecciones andaluzas se detectó que el grupo de Abascal obtuvo un porcentaje muy bajo de votos entre los menores de 25.

El escenario de la sala estaba decorado con banderas de España y las luces combinaban el color rojo, amarillo y verde. El resto del local contaba con jóvenes sentados en unas mesas o de pie en la barra, aprovechando la consumición que incluía la entrada. En cuanto a la música, entre algunos grandes éxitos de pop-rock español como El Imperio Contrataca o La Chica de Ayer, sonó El Novio de la Muerte, himno legionario que fue coreado los asistentes. Cañas por España vendía en la entrada merchandising como camisetas, pegatinas y pulseras con la bandera de España.

El invitado más especial
Cañas por España organiza mensualmente encuentros con gente de interés, en esta ocasión el invitado fue el líder del grupo político: Santiago Abascal. Tras una intervención de 20 minutos, en la que se mostró cercano con los asistentes, contestó a algunas preguntas. Algunos jóvenes le comentaron que en sus respectivas universidades eran acusados de fachas por llevar una pulsera con la bandera de España. “Yo os diría que dobléis la apuesta”, contestaba el político vasco, “si os han insultado por llevar una pulsera, al día siguiente vais con una camiseta”. También comentó que si llegase a ser presidente, lo primero que haría sería “detener el golpe de estado separatista”. Los asistentes entonaron el cántico de “Puigdemont, a prisión”, a lo que él respondió: “A Puigdemont hay que traerlo a España, pero a Torra hay que detenerlo inmediatamente”. Abascal concluyó: “Quien tenga miedo, que vote al PP, y quien no lo tenga, que vote a Vox”.

Tras su discurso y una ovación, Santiago Abascal se puso los cascos y pinchó el himno de España, en forma de remix. Posteriormente, Rocío Monasterio, candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, también se puso detrás de la mesa de mezclas para pinchar otra canción. La asistencia de los dos importantes cargos del grupo político era con motivo del segundo aniversario de la asociación juvenil. Después de las intervenciones, el político vasco fue solicitado para realizarse multitud de fotografías con los asistentes.