Unidas Podemos pide el voto bajo el “sí, se puede”

El partido liderado por Pablo Iglesias ha terminado este viernes su campaña electoral con un llamamiento al voto por la diversidad y pluralidad de España.

Despedida de los candidatos al finalizar la campaña. Foto de: Candela Jiménez

Escrito por Candela Jiménez y Blanca Rodríguez

Unidas Podemos cerró su campaña electoral en Madrid ante más de 4.600 personas en un acto en el que intervinieron Pablo Iglesias, Irene Montero, Ada Colau, Alberto Garzón y Pablo Echenique, entre otros miembros del partido. Bajo el grito de esperanza “sí, se puede”, el partido pidió el voto con algunas de sus políticas como la lucha contra la violencia de género y el fascismo, la precariedad laboral o el cambio climático.

Entre aplausos, cánticos y un gran foco entre la oscuridad del público, entraron los miembros del partido liderado por Pablo Iglesias, con la banda sonora de Piratas del Caribe, tras casi una hora y media de espera. “Sí, se puede” y el puño arriba fue el recibimiento del público, banderas republicanas, del orgullo LGTBI y de Unidas Podemos decoraban la imagen.

La portavoz del partido, Irene Montero, fue la encargada de abrir la noche pidiendo disculpas por el retraso. “Madrid y Barcelona pueden ser siempre ciudades hermanas” fue su primera declaración, dirigida en especial a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, mientras esta se secaba las lágrimas. Con tono elevado y efusivo hizo hincapié en la falta de un gobierno que estuviera dispuesto a trabajar los 365 días del año y no solo en campaña. “Las cosas importantes no salen siempre a la primera, y las difíciles hay que pelearlas. Vamos a pelear por que España sea un partido feminista, no diréis que os vamos a defraudar», terminó Montero con una gran ovación del público.

“Más temprano que tarde, construiremos la tercera República española”, recalcó Alberto Garzón.

A la llegada de Rafa Mayoral, eran pocos los que quedaban sentados. Este, con el corazón en un puño, afirmó que quieren aprender de su pueblo, ese que está perdiendo el miedo. “Levantamos la bandera de la igualdad y la fraternidad, y seguimos levantando la bandera de la república”, afirmó entre los gritos de orgullo de los allí presentes. Enrique Santiago fue otro de los encargados en aclamar la república con el lema “Salud, república y buen trabajo” que tanto gustó, además de advertir sobre la necesidad de evitar el gobierno de las tres derechas y llenar las urnas de dignidad. Mientras, Garzón también recalcó: “Más temprano que tarde, construiremos la tercera República española”. El público se volcó como nunca y alzó sus banderas.

Podemos tiende la mano al PSOE
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, pidió el voto hablando de democracia y afirmó que «es el instrumento de los que no tienen nada para enfrentarse a los que lo tienen todo”, el público aplaudió y se levantó de nuevo. También reflexionó sobre las predicciones que se han hecho sobre su partido, «que el PSOE se aproxime a la mayoría absoluta» y ellos se hundan, y aseguró que estas dos predicciones no se iban a cumplir. Iglesias, además, tendió la mano al PSOE: “Vamos a ser responsables, y a partir del lunes vamos a dejar los reproches atrás y vamos a tender la mano al PSOE”.

“Vamos a ser responsables, y a partir del lunes vamos a dejar los reproches atrás y vamos a tender la mano al PSOE”, recordó Pablo Iglesias.

«¿Alguno os habéis movido desde abril hasta ahora?». «¡No!», le respondió el público a Alberto Garzón, quien recalcó que, si alguien se ha movido «es Pedro Sánchez hacia la derecha». “Unidas Podemos, no se rinde, sale más fuerte que nunca”, continuó diciendo Garzón apoyado por aplausos y gritos de los asistentes. Mientras, Ada Colau miraba su guion por encima, con las manos temblando.

La alcaldesa de Barcelona fue la más ovacionada de la noche. A su salida, dio la bienvenida en catalán, el público se levantó y la acogió repitiendo al unánime “no estás sola”. “Creo que más que nunca tenemos que estar aquí y reivindicar el amor como el sentimiento más revolucionario de todos. Tenemos que estar unidas, porque unidas y solo unidas, podemos”, fueron las primeras declaraciones de la alcaldesa, quien no quiso olvidarse de Cataluña. “Me duele ver cómo se utiliza a la comunidad autónoma como arma arrojadiza en estas elecciones”, aseguró Colau.

Una España unida, diversa y plural
“El pueblo unido jamás será vencido” y el “¡no pasarán!” fueron dos de los himnos más sonados de la noche. Ione Belarra recalcó que “España es diversa y plural y, aunque les joda (sic), en España se habla argentino, árabe, catalán y euskera”, el público seguía dándolo todo entre aplausos y cánticos.

La mayor efusión y emoción, tanto entre el equipo de Unidas Podemos como entre los asistentes, llegó cuando Pablo Echenique leyó una carta a una persona progresista que aún no vota a Podemos. “Este domingo date el gusto y aprieta el botón morado, dormirás bien”, fue el final de esa emotiva carta. Tras este momento en el que Irene Montero se tuvo que secar las lágrimas, Noelia Vera se rió de Pedro Sánchez y lo mal que le había salido la jugada, y recalcó que habían hecho esta campaña «sin pedir un puñetero euro al BBVA». Con el orgullo de que “Unidas Podemos podrá meter la pata, pero nunca la mano”, entre risas y aplausos del público.