Podemos hace fracasar el decreto de alquiler propuesto por el Gobierno

El decreto de la vivienda se convierte en la primera ley no convalidada por el Congreso en el Gobierno de Sánchez.

Unidos Podemos votó en contra del decreto de la vivienda presentando por el ministro de Fomento, José Luís Ábalos, y, junto con PP, Ciudadanos, ERC y Bildu, rechazó la nueva ley  en la sesión plenaria extraordinaria convocada este martes por la presidenta del Congreso, Ana Pastor. El recuento total fue de 243 votos en contra y 103 a favor, por lo que el decreto de la vivienda se convierte, de esta manera, en el primer decreto no convalidado por el Congreso desde que Pedro Sánchez es presidente de España.

Podemos asegura que el decreto que presentó el Gobierno es un “intento evidente de diluir” el acuerdo que ambos partidos alcanzaron en los Presupuestos Generales del Estado. Entre las reformas que el Ejecutivo y Podemos acordaron en diciembre, se encontraban la limitación de los precios del alquiler, la definición de vivienda vacía o un preaviso de seis meses en el contrato de arrendamiento.

La portavoz de En Comú Podem, Lucía Martín, afirmó que su “responsabilidad” como partido era votar en contra del decreto por no cumplir el acuerdo. “No tiene sentido alargar contratos si no hay medidas que aseguren que los precios no vayan a subir discriminadamente”, aseguró la diputada, que añadió que ya se están dando casos de grandes propietarios que “exigen 1.000 euros los tres primeros años de contrato, 1.200 los dos siguientes y 1.400 los dos siguientes”.

Lucía Martín concluyó su intervención asegurando al Gobierno que la decisión de Unidos Podemos de tumbar el decreto no busca “humillarles, hacerles daño o deshacer la mayoría que se generó en la moción de censura”, y que están abiertos a continuar las negociaciones. “Estamos convencidos de que vamos por el buen camino”, concluyó la diputada.

El Gobierno y Unidos Podemos habían mantenido negociaciones hasta el lunes por la noche, pero finalmente no lograron alcanzar un punto medio. José Luis Ábalos habló, en la Cadena SER, de la dificultad de contentar a todos los partidos y la necesidad de que Podemos ceda en sus exigencias para tramitar el decreto del alquiler. “No era posible modificar el decreto ley, pueden ser insuficientes, pero eran buenas medidas y complementarias con otras iniciativas”, aseguró el ministro.

Vuelta a 2013
La negativa del Congreso al decreto de la vivienda supone la vuelta a la normativa establecida por el Partido Popular en 2013. Por lo tanto, todos los contratos de alquiler que se firmen a partir de ahora, seguirán la legislación que estableció el Gobierno de Mariano Rajoy.

Por lo tanto, la duración máxima de los contratos volverá a ser de tres años, dejará de haber limite a los avales exigidos por los propietarios y los Ayuntamientos seguirán sin tener la potestad de poner límites a las subidas de los precios del alquiler. Además, con la ley del PP, las comunidades necesitarán la unanimidad de los vecinos para rechazar los pisos turísticos.