“No siento la necesidad de volver a competir”

La exdeportista cántabra ha fichado por la Ejecutiva Nacional del Partido Popular (PP) para dirigir la Secretaría de Deportes.

Ruth Beitia, en un campeonato internacional. Foto: Filip Bossuyt (vía flickr.com).

Ruth Beitia, la exatleta más laureada de la historia de España, concede esta entrevista tras su retirada en 2017 del deporte de alto rendimiento y como nueva secretaria de Deportes de la Ejecutiva Nacional del Partido Popular (PP). Beitia lleva más de siete años dedicándose a la política como diputada en Cantabria, también en el PP. En lo deportivo, cuenta con un palmarés de 15 medallas internacionales, donde destaca su oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

¿Sigue haciendo deporte a menudo? ¿Echa de menos competir a primer nivel?
Hago mucho deporte, forma parte de mi vida. Además, siento que mi cuerpo lo necesita. He empezado a jugar al tenis, sigo patinando, que me apasiona, ir a la montaña con la bici, alpinismo… En cuanto a si echo de menos competir a primer nivel, hace poco estuve en Berlín viendo el campeonato europeo de atletismo y, la verdad es que fue bonito. Es cierto que siento esa nostalgia, pero no la necesidad de volver a competir, yo creo que la vida ha sido muy generosa conmigo, ya que me he retirado a los 38 años y he estado 32 haciendo atletismo y salto de altura. No le puedo pedir más a la vida, sería muy egoísta por mi parte.

¿En qué momento pensó que era la hora de dejar el deporte de alto rendimiento?
Lo pensé en 2012, pero la vida me dio una segunda oportunidad. Ya en la temporada de 2017 fue el detonante, cinco meses con muchísimos dolores, con la sensación de no tener respuestas, y yo soy una persona que siempre tenía respuestas para todo. Fue un desconocimiento total de mi cuerpo. Esa sensación de decir buf, ¿qué me está pasando? Fue la que me dijo se acabó. Pero soy una persona optimista y pensé que podía ayudar a gente en un futuro, y es por ello por lo que estoy muy contenta de lo aprendido en esos cinco meses.

Dijo hace unos días en una entrevista al diario El País: “he sido deportista, no mujer deportista”, ¿Cómo se valora el deporte femenino en España?
Se valora fenomenal, en el sentido de que tenemos plataformas como nuestras propias redes sociales que nos hacen mucho más visibles. Pero yo, en el deporte individual como es el atletismo, nunca he sentido ningún agravio comparativo. Por supuesto, ha habido muchas deportistas antes que yo que sí que lo han sentido. Me considero deportista, no que me digan mujer, no quiero abanderar nada. Quiero que se me trate con normalidad, que si queremos una igualdad sea porque brille sola no porque lo abanderemos unas personas.

¿Está en manos de los políticos impulsar el deporte femenino?
Forma parte. Desde el anterior Gobierno se impulsaron muchos programas desde el Consejo Superior de Deportes, y el Comité Olímpico también ha estado muy presente. Son organismos desde los que siempre he participado, donde me han dado la palabra y donde me han visto como una referencia. Llevo siete años en política, no es algo nuevo. Desde el Gobierno de Cantabria siempre hemos tenido el deporte femenino y masculino muy presente, aunque en este caso yo no lo quiera considerar así, para mí, el deporte es tanto femenino como masculino. En cambio, considero que en los deportes de equipo sí se debe trabajar porque la brecha salarial sigue diferenciando mucho a los hombres de las mujeres y, sobre todo, porque ellas están consiguiendo resultados muy buenos o mejores que los chicos y mediáticamente son menos visibles.

¿Cómo piensa combinar el deporte con la política?
Yo el deporte ya lo dejé, lo que ahora hago es actividad física. No voy a volver a competir. Llevo siete años gestionando el deporte desde Cantabria y ahora a nivel nacional.

¿Cómo fue la llamada de Pablo Casado?
Fue en una charla en un pueblo de Toledo, con José Ángel de la Casa, quien fue el moderador. Cuando salí de allí vi que tenía un mensaje de él (Pablo Casado) y otro de Teodoro García Egea (secretario general del Partido Popular), Pablo me dijo que me quería en la Ejecutiva Nacional para ser la secretaria de Deportes. No me lo pensé, siempre que pueda aportar mi granito de arena allí estaré.

¿Cree que solo la eligió por ser campeona olímpica?
Pues espero que no (risas). Que sea una imagen del deporte español pues es importante, por supuesto. Llevo muchos años trabajando en esto, no considero que solo sea por mi nombre, soy válida y activa.

¿Qué valores debe representar el deporte español?
Muchísimos. Además, no creo que sea el deporte español, sino los que te aportan y lo que representan las distintas personas. A mí, el deporte me han enseñado a ganar, a perder, a respetar, el espíritu de sacrificio, la perseverancia, trabajo en equipo aun siendo un deporte individual con mi grupo multidisciplinar, me ha enseñado a liderar, a no coger atajos… Todos estos valores que enseña el deporte deben ser considerados por las personas para representar un buen papel en las distintas empresas o trabajos.

Ahora que está estudiando la carrera de Psicología, ¿qué importancia tiene en el deporte y en la política?
Para mí, ha jugado un papel fundamental, hay que romper con el estigma de pensar que estás loco. Para mí, el psicólogo te aporta herramientas para ser mejor en tu vida. Esos aspectos me han enseñado a controlar mis nervios, mis ansiedades innecesarias, a quitar piedras de la mochila, a conectar, a desconectar y a controlar todos los tiempos para que todo salga bien. Y en la política, todo lo que me ha enseñado la psicología deportiva es aplicable. Hay que empezar a hacer hueco al psicólogo.

Y en los colegios, ¿cómo debe fomentarse el deporte?
Ya se está haciendo. A mí me encantaría que hubiera más horas de educación física. Además, es como la asignatura que sirve para liberar a los niños del aula y, no, es una materia muy seria. Desde la actividad física, se está fomentando que la gente haga deporte fuera de las clases y que sea un complemento perfecto para la educación de las personas. Hacer deporte te mantiene saludable y, evidentemente, es transversal para muchísimos ministerios como el de Sanidad.