Montero firma la moción contra Rajoy para colocar a Iglesias

La portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados cree que el líder de la formación es el único capaz por no tener "hipotecas" con los 'populares'.

Vistalegre II, la pelea por los “fieles y ausentes”

Unidos Podemos ha presentado este viernes en el Congreso de los Diputados una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que el líder de la formación, Pablo Iglesias, le sustituya en el cargo. Bajo el argumento de crear un “país nuevo”, sin “políticas autoritarias” y de “saqueo público”, la portavoz del grupo parlamentario, Irene Montero, ha llamado al resto de fuerzas a respaldar esta iniciativa y evitar “sostener” por más tiempo al Ejecutivo.

Montero ha dicho que “es urgente sacar” al actual Ejecutivo de las instituciones.

El 27 de abril -un día después de que Montero no pudiese entrar en Hora 25, de Cadena SER, en sustitución de Íñigo Errejón (contertulio habitual desde hace dos años), al no estar invitada-, Iglesias pidió, por “la salud de la democracia”, convocar una moción de censura contra Rajoy y el “virus” que representa el Partido Popular. Sin embargo, para evitar ese “intento de secuestro”, no basta con expulsar al popular, sino que ha de sustituirlo Iglesias.

Al menos, eso ha defendido este viernes Montero, quien ha argumentado que Iglesias es el “único líder parlamentario que no tiene hipotecas” con el Partido Popular. Además, ha dicho que “es urgente sacar” al actual Ejecutivo de las instituciones, y que “la pregunta ahora es si las fuerzas políticas van a querer sostener o no al Gobierno corrupto de Mariano Rajoy”. Pero, de momento, Unidos Podemos no va a conseguir el apoyo necesario.

Aunque la Secretaría General del PSOE, cuya votación se celebra este domingo, se disputa entre tres, ninguno de los candidatos ha manifestado su interés en apoyar una moción de censura encabezada por Unidos Podemos. De hecho, el ex secretario general Pedro Sánchez, quien podría tener más afinidad con la formación de Iglesias, ha explicado que, si él sale victorioso de las elecciones socialistas, no regalará la Presidencia a este, aunque sí que pedirá la dimisión de Rajoy.