La desertización rural en el país es una realidad que va en aumento. En la actualidad, España es el país con mayor índice de despoblación en Europa, y su ámbito rural es el que más se resiente. El país tiene un total de 8.125 municipios, de los cuales 4.995 tienen menos de 1.000 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y se encuentran en riesgo de extinción, ya que todos ellos registran una tasa de natalidad nula desde hace algunos años, y algunos alcanzan únicamente el centenar en sus padrones. Esto supone más del 50% del territorio nacional despoblado.

La investigadora Pilar Burillo, de la Universidad de Zaragoza, especialista en análisis demográficos, realizó el primer estudio sobre áreas escasamente pobladas en Europa y concluyó que España es el país del continente que más perjudicado está por la desertización rural. Esto se evidencia en la distribución de la población dentro del territorio español, en el que solo el 2,5% de la población reside en los 4.995 municipios, mientras que los 44 millones restantes se ubican en las ciudades, según el estudio de Burillo.

Medidas para la repoblación 
Desde hace algunos años, y ante el empeoramiento de la situación, se han empezado a hacer propuestas de medidas para promover la repoblación y el desarrollo de estos territorios rurales. Estas son tanto privadas como públicas, promovidas por la Comisión de Despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Una de las iniciativas es Apadrina un olivo, del pueblo aragonés de Oliete, iniciada para combatir la despoblación que estaba sufriendo, ya que debido a la despoblación y al envejecimiento de los que se quedaban, miles de olivos de entre 100 y 500 años de antigüedad estaban muriendo. Esta medida ha contribuido a devolverle la vida y la circulación al pueblo.

La Exclusiva es un servicio de reparto a domicilio que funciona en Soria y que alcanza a 518 localidades. Sus propietarios han decidido poner su granito de arena para combatir la despoblación y la falta de comunicación de estos municipios. Llegan a un total de aproximadamente 200 familias a diario, y es que no solo se dedican a repartir la compra, sino que ofrecen un servicio personalizado, en el que conversan con sus clientes y los ayudan con sus necesidades del día a día.

Una iniciativa propuesta por la Fundación Cepaim es el proyecto Nuevos Senderos, por el que la organización busca ofertas de trabajo y vivienda para inmigrantes interesados en instalarse en el entorno rural. Además, les ofrece acompañamiento y seguimiento durante su inserción.

El sector público, específicamente el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, ha lanzado una iniciativa de repoblación rural para municipios con menos de 5.000 habitantes y ofrece subvenciones para el empleo juvenil, con el objetivo de fomentar el crecimiento económico y la formación laboral en estos territorios.