Más de 400 inmigrantes saltan la valla de Ceuta

La intentona de este viernes ha acabado con 51 heridos: 49 indocumentados y dos guardias civiles.

La mayoría de los inmigrantes ilegales “han sido detenidos”, según ha informado el ministro de Interior.

La inmigración sacude, de nuevo, la valla de Ceuta. En la madrugada de este viernes, más de 800 subsaharianos han intentado acceder al país de forma ilegal. De estos, 438 han conseguido su objetivo, según ha informado la Delegación del Gobierno. En total, el salto ha acabado con 51 heridos: 49 indocumentados y dos guardias civiles.

Nieto cree que “las avalanchas masivas utilizan técnicas cada vez más sotisficadas y contundentes”.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, ha señalado que las Fuerzas de Seguridad han actuado y que, “en su mayoría”, los inmigrantes ilegales “han sido detenidos”. Además, ha aclarado que “los demás están siendo localizados” para “adoptar las medidas oportunas” conforme a la ley. “Debe estar sin localizar el 20%”, ha matizado Zoido a su llegada a un consejo de ministros europeos de Interior.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha explicado que el Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias de la Cruz Roja de Ceuta ha trasladado al Hospital Universitario a los lastimados, entre los que se encontraban los guardias civiles, por heridas y contusiones causadas por golpes con “palos y piedras”. Junto con estos, dos inmigrantes han sido operados de mano y pierna.

Para Nieto, este salto es muestra evidente de que “las avalanchas masivas utilizan técnicas cada vez más sotisficadas y contundentes”. No obstante, también ha celebrado la colaboración de las policías española y marroquí, que han evitado, según dice, la entrada en España de otros 250 inmigrantes. Junto con esto, prevé mejorar la organización interna y tecnológica del sistema.

“El problema es crítico y complejo, pero la gestión de la valla está funcionando bien”, ha explicado el secretario, quien cree que la “potencial amenaza” se puede solventar siguiendo la línea de trabajo actual. Sin embargo, en esta ocasión, muchos de los inmigrantes han conseguido saltar el doble vallado y esconderse en los montes cercanos, lo que dificulta el trabajo de las Fuerzas de Seguridad.