María Dolores de Cospedal deja su escaño tras las grabaciones de Villarejo

La ex secretaria general del PP ha dejado su puesto de diputada y su cargo en el Comité Ejecutivo Nacional del partido.

Foto: PP Comunidad de Madrid (vía flickr)

María Dolores de Cospedal ha renunciado a su acta como diputada en el Congreso, dos días después de anunciar el abandono de su cargo en el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular (PP), a causa de “los últimos ataques recibidos” después de que se hicieran públicas unas conversaciones grabadas con el excomisario José Manuel Villarejo.

En los audios, se relacionaba a la que fue secretaria general del PP y a su marido, Ignacio López Hierro, con Villarejo. El contenido publicado pertenece a numerosas reuniones y cómo en algunas de ellas pedía al excomisario que investigara al hermano del ex secretario general del Partido Socialista (PSOE) Alfredo Pérez Rubalcaba. 

“Hoy dejo mi escaño. Lo hago para liberar al PP de cualquier ataque”, ha argumentado De Cospedal.

En un comunicado publicado el 5 de noviembre, De Cospedal aseguraba que el abandono del Comité se debe a la intención de “evitar” que los ataques que dice haber recibido “se extiendan al Partido Popular”, pero mantenía su decisión de continuar en la política española como diputada por Toledo en el Congreso.

En este comunicado, hizo especial hincapié en que ella no había mentido sobre el hecho de haber mantenido conversaciones con Villarejo, algo que ha repetido en un último documento, en el que afirma dejar la política y en el que ha utilizado al Gobierno actual y sus ministros para hacer comparaciones. “En un Gobierno con dos ministros cesados y otros cuatro seriamente cuestionados, respecto a los cuales la vara de medir parece ser muy distinta. A diferencia de ellos, por poner un solo ejemplo, yo nunca he mentido”, sentencia De Cospedal.

“Seguiré trabajando por el futuro de mi país”, sentencia De Cospedal.

De Cospedal ha asegurado no haber hecho nada de lo que sentirse “avergonzada”, pero que ha adelantado su decisión de dejar la política por derecho a cuidar” de sí misma y de los suyos. En este último comunicado, ha reiterado que no ordenó espiar a nadie y que lo único que hizo fue “escuchar y pedir aclaraciones” como secretaria del partido, según ha dicho: “a quien acudió a mí para ofrecerme información que podía ser de interés capital para esclarecer comportamientos sospechosos”.

Carrera política
María Dolores de Cospedal comenzó su carrera política en 1992 como abogada del PP en el Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente para, dos años más tarde, continuar con su papel de abogada, esta vez del Estado, en el Ministerio de Asuntos Sociales. De Cospedal ha pasado por numerosos cargos dentro del partido, como el de asesora, hasta que en 2011 llegó a ser presidenta del PP en Castilla-La Mancha, cargo que ejerció hasta 2015.

Durante el mandato de Mariano Rajoy en la Moncloa, ella respondió a las labores de secretaria general del partido, a la par de su labor como ministra de Defensa entre 2016 y 2018. Con el final del Gobierno de Rajoy, se mantuvo dentro del partido como diputada por Toledo en el Congreso y como miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP, cargo que le otorgó el actual presidente popular, Pablo Casado.