Marchena rechaza ser presidente del Poder Judicial

Se rompe el acuerdo entre el Ejecutivo y el Partido Popular sobre la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

Sala del Consejo General del Poder Judicial. Fotografía de Javier Muñoz Villena

La decisión de Manuel Marchena de rechazar el cargo de presidente del CGPJ ha provocado la ruptura del pacto judicial entre PP y PSOE. Marchena publicó, el pasado 20 de noviembre, un comunicado en el que  aludía a la independencia del poder judicial respecto del resto de poderes.

El partido de Pablo Casado acusa a los socialistas de ser culpables de la ruptura en la negociación y piden la dimisión de la ministra Dolores Delgado. El Gobierno critica los mensajes de WhatsApp reenviados por Ignacio Cosidó, portavoz de los populares en el Senado, en los que se presume del control de la Sala Segunda y la Presidencia de la Sala 61. Asimismo, celebra la salida de De Prada de la Audiencia Nacional-“Mejor de vocal que poniendo sentencias contra el PP”- y el reparto a medias del CGPJ.Dolores Delgado, ministra de Justicia, y Rafaél Catalá, exministro de Justicia y miembro del Partido Popular (PP), acordaron nombrar a Manuel Marchena como nuevo presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). También llegaron a elegir el número de vocales que conforman el consejo; 11 han sido elegidos por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con alguna propuesta de Podemos, y nueve por el PP.

División de poderes
El pacto entre los partidos políticos fue muy criticado por Ciudadanos, que no participaron en la elección del CGPJ, ya que consideran que se politiza la Justicia.  Pablo Echenique, portavoz de Podemos, justificó el pacto mediante el artículo 117.1 de la Constitución: “La Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley”. Rafael Simancas, diputado del PSOE, señaló, durante un debate a cuatro (Pablo Echenique, Inés Arrimadas, Javier Maroto y Rafael Simancas) de laSexta, que el artículo 122.3, en el que se explica quiénes deben decidir los jueces de este consejo, ampara la negociación entre los partidos políticos.

Jesús Miguel Santos, profesor de Teoría del Derecho y de Filosofía del Derecho en la UFV, explica que la división de poderes es una doctrina anunciada por Montesquieu que pretendía establecer una limitación al poder a través de pesos y contrapesos para evitar abusos de autoridad. Además, opina que esta visión es algo ingenua y no cree que los tribunales sean la boca de la ley.