Los taxistas de Madrid convocan huelga indefinida por la situación de los VTC

El paro comienza el 21 de enero y está motivado por el incumplimiento de la regulación que afecta a las licencias de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC).

Los taxistas de Madrid han convocado, a partir de las 6.00 h del 21 de enero, un “parón total e indefinido” de sus servicios. Lo decidieron en una multitudinaria asamblea que tuvo lugar el pasado sábado, en la que participó el 55% del sector, lo que supone unos 8.500 trabajadores. El objetivo de la huelga es ejercer presión sobre el Gobierno regional y exigir el endurecimiento de la regulación de las licencias de VTC, para frenar el crecimiento de empresas como Cabify o Uber.

Los trabajadores reclaman que se haga efectiva la potestad cedida por el Gobierno central el pasado octubre para legislar sobre las licencias de VTC y hacer cumplir la proporción de una licencia de VTC por cada 30 taxis. Los trabajadores del sector aseguran que en la actualidad, en Madrid, hay una licencia de VTC por cada dos taxis aproximadamente.

“La convocatoria de huelga está con el horizonte de parar Madrid y parar Fitur”, dijo Saúl Crespo, portavoz de Plataforma Caracol.

La protesta, que coincide con Fitur, tiene como objetivo “paralizar Madrid” y colapsar la Feria Internacional de Turismo que empieza en la capital dos días después del inicio de la huelga. “La convocatoria de huelga está con el horizonte de parar Madrid y parar Fitur”, dijo Saúl Crespo, portavoz de Plataforma Caracol, una de las convocantes de la protesta, en declaraciones a Europa Press.

Algunas asociaciones del sector, como la Asociación Gremial de Autotaxi de Madrid, la Asociación Madrileña del Taxi y la Federación Profesional del Taxi de Madrid han convocado una reunión los primeros días de la próxima semana para decidir si secundan el paro o esperan a que la Comunidad de Madrid mueva ficha y acceda a sus exigencias.

Las asociaciones de taxistas reclaman que se regule ,como ya se está haciendo en Cataluña o la Comunidad Valenciana, el número de licencias de VTC, que ya alcanza en Madrid un total de 6.500, y que aumentará si no se toman medidas.